Entre los británicos persiste la idea de un complot para matar a Lady Di

Lady Diana o la "Princesa del pueblo" como la llamaban, murió el 31 de agosto de 1997, como consecuencia de un accidente automovilístico en el túnel del Pont del Alma, en París, junto a novio, Dodi Al-Fayed y el conductor, Henri Paul. El accidente ocurrió cuando el chofer manejaba a alta velocidad para evadir a los paparazzi. Desde entonces, ha habido innumerables teorías sobre las causas de su muerte y la que más ha estado presente es la hipótesis de que la princesa Diana fue asesinada.

A veinte años de la muerte de la Lady Diana, y mientras una serie de documentales y libros intenta descifrar los aspectos menos conocidos de su vida, la teoría sobre un complot para asesinarla aún permanece vigente en la memoria de muchos británicos.
En un recorrido de Télam por las calles del centro de Londres, inundadas en estos días con imágenes recordando el aniversario del fallecimiento de la princesa, Elizabeth Byrne, de 61 años, una vecina del coqueto barrio de Belgravia, sostuvo: "si me preguntas si pienso que fue asesinada, te diré que sí, sigo creyendo que todo estaba planeado. Si miras más de cerca lo que pasó, te darás cuenta de que hay muchos cables sueltos y hubo muchas situaciones sospechosas, en torno a su muerte".
Para esta mujer nunca se va a saber la verdad, y por eso, dijo, se debe "honrar su vida y no olvidar la persona que era, tan dulce y amable, no se merecía lo que le pasó".
También para Janaan Sheikh, una musulmana de 52 años que vive desde muy pequeña en el barrio de Marylebone en el centro de Londres, fue un asesinato para impedir que se casara con un musulmán, "algo que hubiera dañado gravemente la imagen real", apuntó.
Lady Di o la "Princesa del pueblo" como la llamaban, murió el 31 de agosto de 1997 a los 36 años, como consecuencia de un accidente automovilístico en el túnel del Pont del Alma, en París, junto a novio, Dodi Al-Fayed de 42 años y el conductor, Henri Paul.
El accidente ocurrió cuando el chofer manejaba a alta velocidad para evadir a los paparazzi.
Desde entonces, ha habido innumerables teorías sobre las causas de su muerte y la que más ha estado presente es la hipótesis de que la princesa Diana fue asesinada.
Durante años, el padre de Dodi, Mohamed Al Fayed, dueño de las famosas tiendas Harrod´s de Londres, sostuvo que Diana y su hijo fueron asesinados por un complot de los servicios secretos británicos.
En 2008, durante una investigación sobre su muerte, Al Fayed afirmó que el exprimer ministro Tony Blair, los servicios de inteligencia británicos, el MI5, el MI6 y el embajador británico en Francia en ese momento, Michael Jay, fueron parte de la trama.
Según aseguró en su momento, él sabía por Diana que el príncipe Felipe y el príncipe Carlos estaban tratando de deshacerse de ella. También aseguró que Lady Di estaba embarazada y que se había comprometido con su hijo.
Al Fayed sostiene que para la monarquía británica era inconcebible que el "padrastro" del futuro rey de Inglaterra, el príncipe Guillermo, fuese un musulmán.
Sin embargo, una importante investigación realizada años más tarde por parte de las autoridades francesas y la Policía Metropolitana en la denominada la "operación Paget", no respaldó las afirmaciones de Al Fayed.
Robert Mark Hayes, un hombre de unos 60 años que viajaba en la línea District, del metro de Londres, con un diario en la mano en cuya portada estaba una fotografía de Lady Di junto a sus hijos, sostuvo: "hay que recordar a la gente en su mejor momento y no en su peor momento".
"Lo que ocurrió fue devastador para el pueblo británico y encuentro por otra parte de mal gusto hacer un show con documentales como los que han anunciado estos días, en los que hablan de cosas oscuras de su pasado y de sus problemas tan íntimos", expresó.
"Ella siempre será recordada por su belleza y mucho más. Se la veía siempre feliz", exclamó.
Para conmemorar la muerte de Lady Di, la televisión británica emitirá durante agosto varios programas y documentales dedicados a su vida.
Mañana el canal británico Channel 4 presentará un polémico documental con extractos de grabaciones con confesiones de la vida privada de Lady Di, mientras que el 13 de agosto, el nuevo canal de TV Quest Red, transmitirá un programa dedicado a la relación de la princesa con los medios de comunicación y los paparazzi.
El 31 de agosto saldrá también a la venta el libro titulado "Diana y Dodi: La Verdad", escrito por Michael Cole, portavoz de Mohamed al Fayed, en el que revela detalles del accidente.
Según Dorothy Smith, una vecina del barrio St, John Wood, en el centro de Londres, Diana era una hermosa mujer que amaba a sus hijos.
Dijo que si ella viviera estaría orgullosa de los príncipes Guillermo y Harry, a quienes describió como "dos jóvenes maravillosos y buenas personas como su madre".
Para Susan Brewer, de 56 años, empleada de una tienda en el barrio de Kilburn, al noroeste de Londres, la princesa Diana quedó congelada en el tiempo, en la memoria y en el corazón de todos los británicos. "Nunca sabremos la verdad de lo que pasó, solo sé que ella es un tesoro eterno, que ha dejado a sus hijos un legado magnífico de recuerdos. Me siento muy triste cada vez que pienso en ella, especialmente con el aniversario de su muerte", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico