Entregan donaciones en casa destruida por el agua

Vecinos autoconvocados del barrio Juan XXIII continúan recibiendo donaciones de distintas partes para repartir a los habitantes de la zona y al no contar con un espacio físico para poder entregarlas, una mujer que perdió todo les prestó su hogar para poder hacerlo.

Hace semanas que numerosos vecinos del barrio Juan XXIII decidieron organizarse debido a la ausencia de soluciones oficiales para las problemáticas que están viviendo desde que comenzó el temporal en Comodoro Rivadavia el pasado 29 de marzo.

Además de ser ellos mismos los que contactaron a Nación para que llegue con sus relevamientos, los habitantes de la zona fueron los que lograron que desde el municipio se envíe por única vez donaciones y son los que continúan recibiendo la solidaridad de otros para repartir a los suyos.

Luego de reclamar un espacio físico a la vecinal, teniendo tanto el edificio vecinal como el gimnasio, ninguno de los dos fue prestado por diversas "irregularidades" con la que cuentan estructuras ya inaugurados.

Así fue que en el día de ayer una vecina que vio como el agua arrasó todo lo que tenía en su vivienda, donó su casa para ser eje de entrega de donaciones autogestionadas por los vecinos, que continúan reclamando un espacio "se vienen los días fríos y estamos a la intemperie entregando lo que nos llega, no vamos a bajar los brazos pero una ayuda después de tanta ausencia sería un aliciente" aseguró una vecina autoconvocada a El Patagónico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico