"Eramos algo tremendamente sólido"

Para Gabriel Cocha, una de las claves del campeonato de Gimnasia y Esgrima en la temporada 2005-2006 fue el "alto compromiso" del plantel. "No voy a inventar nada si te digo que si no tenés un buen grupo, no llegás ni a la esquina. En general, todos los grupos se llevan bastante bien, pero el nuestro tenía un alto compromiso", asegura.
"En diciembre estábamos en el puesto 13 y nunca se nos hubiese ocurrido pensar siquiera en jugar una semifinal. Había jugadores que estaban citados para el Juego de las Estrellas y se quedaron a entrenar, porque teníamos el compromiso y la necesidad de salir de una mala situación", pone como ejemplo.
Asimismo, destaca los consejos del entrenador. "Fernando Duró nos preguntaba una vez por semana, en las charlas grupales, '¿qué harían ustedes por el compañero de al lado?'", evoca.
El "click" fue inmediato. "Eso fue alimentando cosas, que nos lleváramos bien, el compromiso, y nos fue creando una pared. Eramos algo tremendamente sólido. Cuando encontramos esas verdaderas ganas de ganar, no nos paró nadie", enfatiza.
Ni las bajas pudieron parar a ese grupo con hambre de gloria. "En los playoffs nos pasaron muchas cosas: se nos lesionó 'Santi' Haag, que nos daba un aire tremendo viniendo desde atrás; en la final se nos lesiona Ruperto Herrera; el dóping positivo de Damon Thornton; después vino otro extranjero –Bruce Zabukovic- que casi ni participó", recuerda.
Pero la mentalidad ganadora abría caminos. "Nosotros sentíamos que si se nos rompía todo, íbamos a ganar igual. No había manera. Encima de todo, a ese poder interno que teníamos, se sumaban las 3 mil bestias que iban todos los días a vernos jugar. Si tenés un poco de energía, lo que te contagia eso, no tiene nombre", sentencia Cocha.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico