Es oficial: Balochi, empleado municipal en Comodoro

Era una especulación que el Ejecutivo municipal oficializó esta semana con la publicación en el Boletín Oficial de la resolución 0967. Sebastián Balochi, ex intendente de Sarmiento, percibe un sueldo como empleado municipal de Comodoro Rivadavia.

De acuerdo a la actuación administrativa -publicada el jueves- , la designación data del 20 de abril y su órbita de trabajo es la Secretaría General y de Relaciones Comunitarias, donde tiene un cargo como "Coordinador".
De este modo, Balochi se convierte en el segundo aspirante frustrado a una intendencia en detentar rol y dependencia, dado que Fernando Vivas, ex precandidato por Chubut Somos Todos, también fue nombrado coordinador dependiente de esa secretaría.
Si bien la resolución publicada no hace mención a cuáles son sus tareas específicas, ni a la carga horaria que debe cumplir, sí precisa claramente el monto de su retribución, pactada en el equivalente al 30% del salario del intendente, es de decir $29.100, dado que la remuneración pactada para Carlos Linares y de la que surgen proporcionalmente el resto de los sueldos políticos, es de $97.000.
En relación a esta información, cabe destacar que este es el segundo caso en el que la Municipalidad designa como funcionario público a personas que no residen en la ciudad. El primero, del que El Patagónico también dio cuenta oportunamente, había sido Nicolás Humpreys, que reside en Trelew pero fue nombrado como coordinador de Obras Públicas en Comodoro.
En esa oportunidad, fuentes oficinales indicaron que la labor de Humpreys es justamente gestionar y destrabar cuestiones municipales en la capital provincial, y de allí que su domicilio en el valle resulta una conveniencia.
En el caso de Balochi, habrá que esperar las explicaciones para conocer de qué forma beneficia a la ciudad el caso de tener como empleado público a un abogado que vive en Sarmiento, fundamentalmente porque fue designado en una esfera que tiene a cargo la relación con las asociaciones vecinales y la organización de actos y eventos, por ejemplo.
El ex intendente de Sarmiento había estrechado vínculos con el entonces viceintendente, Carlos Linares, en tiempos de la campaña para las PASO 2015. En el armado previo, se daba por sentado que el sarmientino encabezaría la lista del dasnevismo en su ciudad, aunque fue justo sobre el cierre de listas cuando confirmó que iba como precandidato del Frente para la Victoria, complicando la boleta dasnevista, que casi queda al borde de ir sin candidato. Balochi perdió la elección frente a Ricardo Britapaja, y si bien se suponía que volvería al llano a trabajar en el estudio jurídico, algunas apariciones locales en momentos clave, sobre todo los asociados a la crisis petrolera, echaron a rodar el rumor de que trabajaba para la Municipalidad, un dato que ahora se confirma oficialmente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico