Es posible prevenir a bajo costo siguiendo protocolos existentes

Fundación Crecer ofreció el jueves 4 una charla libre y gratuita titulada "Dificultades en la vida diaria de las personas con discapacidad", a cargo de la doctora en Psicología y musicoterapeuta Luisa Manzone, directora del Centro Argentino Integral de Tratamiento Individualizado (CAITI), presidenta de Fundación TEA y miembro de la Asociación Argentina de Profesionales del Espectro Autista (AAPEA).
La profesional dialogó con El Patagónico sobre las dificultades que surgen en las ciudades y explicó que prevenir no es tan costoso como se piensa. "Se piensa que para diagramar un sistema de prevención para personas con discapacidad visual, auditiva o motriz es costoso.
Pero a veces es simplemente bajar un manual gratuito y aplicarlo en el lugar donde vivís, a veces puede tener un costo económico, pero a veces solamente es usar la cabeza y ser sistemático, hacerlo siempre, siguiendo protocolos de prevención", explicó.
"Estos protocolos sirven para todos los colectivos. Entonces en lo que son barreras arquitectónicas es tomar un modelo de un país que ya tiene experiencia", agregó, asegurando que hoy es posible bajar manuales y guías de diversos países lo que permite acceder a conocimientos que ya han sido evaluados y puesto en práctica.
Según explicó Manzone, en Buenos Aires desde 2006 a partir de una ley de inclusión para el acceso a la discapacidad comenzó a cambiar la concientización sobre el tema y cada vez más edificios públicos, colectivos y líneas de sube se vuelven más accesibles. Sin embargo, admitió que aún queda mucho trabajo por hacer.
"Todavía falta, estamos al 40 por ciento del 100. La dificultad que tenemos también está en la educación que reciben los profesionales que todavía estamos atrasados y después también la educación que reciben los propios discapacitados, y por último la parte social. Es una cadena media nefasta", consideró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico