Escándalo por un robo entre vecinos

Los integrantes de un inquilinato del barrio Máximo Abásolo discutieron ayer por el robo de un televisor LCD. Ambas personas se atribuyeron la propiedad del aparato y se acusaron mutuamente del hurto. La discusión empezó con insultos y terminó con golpes de puños. La situación se calmó cuando uno cedió el aparato.

Los vecinos de un inquilinato del barrio Máximo Abásolo discutieron por la propiedad de un televisor.
En inquilinato, ubicado en José Ignacio Rucci al 2000, del barrio Máximo Abásolo, fue escenario de disturbios ayer cuando uno de los vecinos señalaba a otro por el robo de un televisor LCD. Los fuertes reproches entre los habitantes del lugar se hicieron oír en toda la cuadra, llamando la atención de los vecinos.
La discusión fue ganando intensidad con el paso de los minutos, ya que los enfrentados manifestaban que ambos eran propietarios del aparato. Los gritos dieron lugar a los insultos y estos terminaron en golpes de puño. Todo esto fue observado por los demás vecinos que rápidamente llamaron a los efectivos policiales.
El personal de la Seccional Séptima llegó al lugar y se abocó a controlar los ánimos, pero la ingesta de bebidas alcohólicas ayudaba a que ninguno de los litigantes entrara en razón.
Los policías lograron tranquilizar a los implicados. El vecino de la parte baja del inquilinato acusaba al de la parte superior de haberle robado el aparato. Pero el acusado aseguraba que el aparato era de su propiedad y que por eso solo se llevó lo que le pertenecía.
Las acusaciones se cruzaban y los policías estaban atentos a escuchar ambas partes para tratar de entender la problemática y poder establecer a quién pertenecía el LCD.
La discusión se prolongó durante 30 minutos hasta que el vecino de la parte de arriba del inquilinato decidió devolver el aparato. Así, los inquilinos decidieron terminar, por ahora, con un problema que preocupó a más de uno de sus vecinos. Sin embargo, el vínculo entre ambos quedó quebrado ya que ninguno de los dos se pidió disculpas y quedó latente el conflicto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico