Esos individuos que juegan a la mancha con los aviones

Un intendente rápido de reflejos, un diputado que no muestra todas sus cartas, un funcionario que hace su juego, un asesor inquieto y otro defraudado.

Cómo neutralizar al enemigo
El martes pasado, 21 de junio, se conmemoró el 119° aniversario de la fundación de la ciudad de Sarmiento, de cuyos actos oficiales no participó el intendente comodorense, Carlos Linares, ni su vice, Juan Pablo Luque, o algún secretario de primera línea local, ya que al parecer no se habían cursado invitaciones oficiales -necesarias o no, dado la cercana identidad histórica y geográfica de ambas ciudades- .
La perlita del caso es que mientras el intendente Ricardo Britapaja estaba por comenzar su discurso central, se lo vio llegar a Sebastián Balochi, con lo que rápido de reflejos -y con una ayudita de su equipo de prensa- el "Bataraz" lo incluyó en los saludos de rigor, aunque quitándole el rango de ex intendente para recordar su actual condición de empleado de la municipalidad de Comodoro Rivadavia. "Gracias por venir en representación de Carlos Linares" dijo Britapaja dándole la gélida bienvenida al ex joven brillante.


Otro que aprende sobre la marcha
Parece que al Pro se le está complicando sumar gente en Comodoro, y los números no le cierran del todo a Mariano Freile, decidido a presidir el partido en Chubut al precio que sea. En pos de esas ansias de ocupar el rol que de modo interino detenta Daniel Laudonio, el dentista piensa y piensa estrategias para captar voluntades.
Claro que fiel a lo que pregona el macrismo, lo suyo no es la política –todavía-, con lo que el armado por ahora no contempló la posibilidad de reuniones, actos o una planificación que implique, por ejemplo, difundir la base ideológica con la que en líneas generales se cautiva a un electorado. Lo suyo es algo más rudimentario y se basa en ponerle nafta al auto y armar una mesita en el lugar donde se le termine el tanque. Así surgió "La Alberdi" en Uzcudum hace algunas semanas y en estos últimos días abrió una sucursal santacruceña, nada menos que en Caleta Olivia.
Obviamente Freile es el "referente" de la agrupación, aunque estos votos no cuenten para ganar la interna provincial, a menos que piense armar un partido con jurisdicción en toda la Patagonia sur, o bien esté proyectando proponer en su plataforma el regreso a lo que fue la Gobernación Militar.

El gran proveedor
Hace algunos días, el Ejecutivo provincial fue anfitrión de una reunión con la cúpula de Petrominera, y cuentan algunos testigos que se lo vio a Roddy Ingram interrumpir la misma para -en nombre de la "lealtad"- pedir una cabeza, (y no precisamente la de Juan, el Bautista).
Dicen que el encono del diputado es con Antonio "Kelo" Carrizo, quien además de referente de la Liga de Fútbol Comodorense es personal de la empresa provincial desde hace muchos años, y Roddy lo acusa de haber retirado varias placas con el nombre de Mario Das Neves de las estaciones de servicio de Petrominera durante la gestión buzzista, e incluso así lo posteó en su cuenta de Facebook.
Sin embargo, los iniciados cuentan que ese es el argumento público del legislador, y lo que realmente lo tiene mal es su otra línea de lealtades, la familiar: Ingram dejó la vivienda oficial de Rawson, cuyo alquiler se paga mes a mes con fondos públicos, para irse a vivir a Playa Unión, aunque no devolvió esa casa que ahora usufructúa su hijo. El vástago además revista como "trabajador" de Petrominera, curiosamente desde Rawson, y parece que desde hace meses viene pidiendo una camioneta que le niegan. Ingram le apunta a Carrizo como responsable de las trabas para el trámite.

Cercado, pero sin bozal
Desde que asumió de modo interino el Ejecutivo provincial, Mariano Arcioni tiene toda la cancha marcada. No solo a través de una agenda diaria que dejó predefinida Mario Das Neves, sino que por las dudas los dasnevistas de paladar negro lo terminan de cercar como para que no se salga de libreto, no levante vuelo propio y mucho menos ose ensayar algún tipo de construcción política, cosa que de todos modos parece no interesarle al hombre en cuestión, a juzgar por lo hecho en sus primeros seis meses como vicegobernador.
El caso es que la "contención" no solo abarca esos puntos, sino además la quita de algunos privilegios que tenía cuando debía moverse como segundo a bordo, como el uso del avión oficial, por lo que los últimos vuelos han sido en aerolíneas comerciales.
Pero lo más notorio del caso es que mientras el escribano estaba en Buenos Aires con reuniones con segundas y terceras líneas del gobierno nacional, en Trelew era el ministro coordinador, Víctor Cisterna, el que encabezaba un acto con anuncios por inversiones millonarias en viviendas.
A Arcioni parece que el tema no le preocupa, ya que según lo que expuso en una entrevista radial, luego de visitar Esquel y Sarmiento pasará por Comodoro hoy y mañana para retornar al valle, con lo que en cuatro días le dará una vuelta a la provincia mientras los otros no dejaron de hacer política desde el escritorio.

Volver a la fuente
A propósito del gabinete provincial, en las últimas horas comenzaron a sonar fuertes rumores de que podría haber un recambio en el gabinete provincial. Marcelo Velasco, que debió tomar distancia del gabinete por sospechas acerca del uso que le dio a algunos dineros durante la campaña, volvería para ocupar un lugar en la Secretaría de Información Pública que hoy detenta Francisco Salto, hombre de confianza plena del gobernador y que cultiva una relación bastante respetuosa con los periodistas en general.
La cuestión es que dicen que lo que se busca es un perfil más agresivo en el área comunicacional de provincia, algo que sin dudas sabe hacer Velasco que ha llegado a gritarles a los cronistas en medio de una ronda de prensa para que dejen de preguntar. Los que apuntan este rumor sostienen que el enroque es para darle una "vuelta de tuerca" al área, aunque no falta quien abone la teoría de que es el porteño el que busca volver al territorio y a la caja, máxime en tiempos de la creación de la empresa de energía, dado que detenta curiosamente el rol de director de Vientos de la Patagonia.

Incorregible
Nadie sabe mejor que Eva Brugo cómo dar codazos, empujones o cualquier método -por poco ortodoxo que sea- para ganarse esa primera línea entre el público en cualquier acto oficial, actitud por la que entre la prensa local -víctima frecuente de esos empujones- se ha ganado merecidamente el título de la "paquita" dasnevista. Sin embargo, la semana que pasó dejó en claro que lo que la mueve no es el fanatismo, sino el liso y llano ego, de ese que la tiene convencida de que sus derechos están antes.
Fue el lunes 20 de junio en la Escuela de Frontera N° 146, donde a las 10 de la mañana se agolpaban las familias para ver la promesa a la bandera. Los padres, ubicados a razón de las dos sillas por familia que se reservaban, y al fondo del SUM abuelos y tíos que acompañaban el momento. La "paquita" llegó sobre la hora y con total descaro se sentó en la primera fila, reservada a autoridades escolares, con lo que la directora se acercó amablemente a pedirle que desocupara la silla y fuera al fondo del local. Brugo rápidamente sacó "chapa" y dijo que estaba presente como referente del Ministerio de Familia, por lo que dejando a un directivo de pie todo el acto pudo ver la promesa de su nieta desde un lugar que no le correspondía, como siempre.

Pesada herencia
Mientras muchos se preguntaban por el paradero de algunos funcionarios de la anterior gestión provincial, gracias a ese dato no menor de que el mundo es un pañuelo estamos en condiciones de dar piedra libre a algunos de ellos.
Luis Zaffaroni, ex concejal y deslucido ex ministro de Educación que de ser uno de los favoritos del anterior gobernador terminó en una especie de cenicienta tras la fuga del colegio Hipólito Yrigoyen, revista en el despacho del senador Juan Mario País. Aunque tiene un sueldo para nada despreciable, quienes lo han visto de cerca aseguran que el profesor no pasa su mejor momento anímico: no solo no le sienta bien el anonimato, sino que asegura a quien lo quiere escuchar que no es así como pensaba culminar su "prestigiosa" carrera docente, ya que al menos creía merecer haber sido candidato a la intendencia local.
Pero él no es el único ex buzzista al que el senador debió dar asilo: mientras la ex directora de Ambiente municipal, Cristina Hutnik, cubre el rol de asesora en su despacho, su marido, nada menos que el ex hombre fuerte del IPV y ministro Coordinador, Ricardo Trovant, usufructúa el domicilio porteño para desde bien lejos de la ciudad colaborar con la cartera de obras públicas que encabeza Abel Boyero, para hacer de enlace en algunas gestiones ante Nación.

Los pies fuera del plato
En el valle provincial son varios los funcionarios que se preguntan qué cargo municipal tiene Ricardo Gaitán ya que, aseguran, intenta arrogarse gestiones para Comodoro en Rawson, aunque ello implique colgarse de los anuncios del vicegobernador, Mariano Arcioni, actualmente a cargo del Poder Ejecutivo. Mientras los rawsenses y trelewenses siguen sin entender la relación y el rol con ambos ejecutivos del ex candidato a la intendencia del dasnevismo en las últimas dos elecciones, la duda tranquiliza a algunos comodorenses que se preguntan cuál es su trabajo como concejal también en las últimas dos gestiones, dado que optó por usufructuar la opción de ocupar la banca que la Carta Orgánica concede a los perdedores en los comicios.
De este modo, Gaitán no pierde oportunidad de sacarle provecho a la estructura provincial que orienta Arcioni en la ciudad, el que ya está pensando en empezar a cortar las cabezas de quienes ayuden a llevar agua al molino personal del concejal.
En definitiva, se ve que para Gaitán lo suyo era el Ejecutivo y no el Deliberante, con lo que le hace caso a su instinto, aunque implique descuidar el rol que debe cumplir.

La salud es lo primero
El jueves la Cámara de Diputados de la Nación debía votar la posibilidad de que el Poder Judicial avance con los allanamientos en las propiedades del ex ministro de Infraestructura y Planificación, Julio De Vido, y la inexperiencia le jugó una mala pasada a Ana Llanos, quien se perdió el momento.
Es que sin un asesor a mano que le hiciera el favor, y acostumbrada a que los tratamientos en la sesión son muy extensos, la ex secretaria de Desarrollo Humano comodorense decidió dejar el recinto para correr al kiosco y comprarse un té Vick, antes de que la gripe le jugara una mala pasada. Cuando volvió airosa con su tecito en la mano se dio cuenta de que desafortunadamente calculó mal el tiempo, y se perdió la votación.
Mientras la excusa de la diputada fue la comidilla en los medios provinciales, por las dudas el sábado las redacciones recibieron una gacetilla de su área de prensa para aclarar la situación. Claro que la nota no contiene ningún posicionamiento respecto de lo que debía haber votado, sino que se limita a explicar que antes de dejar el recinto le había dado aviso a sus compañeros de bloque.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico