Espacio cultural denuncia intento de clausura definitiva

"Collage Espacio social y cultural" que alberga a más de 250 personas en sus distintos talleres y en el que trabajan otras 44 para mantenerlo en funcionamiento denuncia "persecución e intento de clausura definitiva" del edificio en el que llevan adelante las actividades.

En la calle Belgrano al 1053 hace poco más de un año que se abrió "Collage Espacio social y cultural" donde a base de ventas de comida y otras actividades comenzaron a recaudar fondos para mejorar el aspecto de un edificio por el que pagan 25 mil pesos al mes.

Tras su apertura y su constantes remodelaciones sufrieron por parte de habilitaciones distintas clausuras debido a que "siempre nos piden algo distinto, que no podemos tener esto y podemos esto, cuando lo arreglamos nos cambian las reglas, un día es una cosa y al otro es otra", aseguró a El Patagónico Nicolás Mattano, uno de los impulsores de la iniciativa.

Mattano amplió que "nos faltan mejorar algunas estructurales, lo estamos haciendo, pero para terminarlas tenemos que trabajar y para trabajar tenemos que tener la habilitación. A nosotros nadie nos da plata, lo que hacemos lo hacemos de manera autogestiva".

Desde el espacio cultural indicaron además que "nadie desde secretaría de Cultura se acercó nunca a preguntar o ver lo que hacíamos, nunca tuvimos una reunión, nosotros fuimos a verlo pero nunca se pudo concretar un encuentro, el silencio de Cultura lo hace responsable a Vleminchx de esta situación". Daniel Vleminchx titular del área en comunicación con El Patagónico espetó al ser consultado sobre esta problemática: "no sé de qué hablan, no sé qué tengo que ver yo en todo esto".

MARCHA Y PEDIDO DE ORDENANZA

Nicolás Mattano adelantó a este medio que se prevé realizar una gran marcha en la que serán convocados todos los artistas que participaron en el espacio cultural donde se pedirá por la clausura y "por una ordenanza que nuclee a todos los espacios no solo culturales, si no bibliotecas, merenderos, colectivos de artistas. Nunca hubo nada que tenga y sostenga a los espacios culturales".

Con este pedido de una ordenanza se va a solicitar que "nosotros no somos un comercio común, no tenemos una mirada de lucro, a pesar de que hay un lucro, pero que es para autogestionar el espacio. La actividad cultural es una actividad social. Esto es directamente una persecución, no le encontramos otra vuelta".

En el espacio trabajan cerca de 44 personas que ayudan y dan talleres a más de 260 menores y adultos, que en algunos casos concurren en familia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico