Esperan la prueba de dermonitrotest para esclarecer muerte de policía en Las Heras

Su pareja, Jessica Depieri, de 29 años, fue demorada y luego liberada. A partir de los estudios, esta semana podría confirmarse si se suicidó o lo asesinaron.

Caleta Olivia (agencia)
Esta semana se conocerá el resultado de la prueba de dermonitrotest efectuada tanto al agente de policía que murió de un disparo en la cabeza el viernes en Las Heras, como a su pareja que también integra la fuerza policial y que se encontraba con él al momento de la tragedia.
El efectivo, Fabricio Gabriel Sánchez, de 26 años, prestaba servicio en la Seccional Segunda de dicha localidad y era oriundo de Entre Ríos, en tanto que su novia, identificada como Jessica Depieri, de 29 años, había arribado hace varios años desde Formosa.
Cabe recordar que el penoso hecho ocurrió a las 18 del viernes, cuando se hallaba en su casa ubicada en el barrio Las Américas de dicha localidad, donde residía con la oficial subinspector, quien había retornado de Buenos Aires donde cursa estudios de capacitación en Seguridad Pública.
Fue la mujer quien se comunicó con la guardia de la Seccional Segunda aduciendo que Sánchez se había efectuado un disparo en la cabeza.
Inmediatamente una comisión de efectivos se dirigió al lugar y constató que evidenciaba "una herida en el cráneo con ingreso en región parietal derecha y salida en izquierda", por lo que fue trasladado de manera urgente al Hospital Distrital de dicha ciudad, en donde minutos más tarde se produjo su deceso.
En tanto, Dipieri fue trasladada a dicha dependencia policial, donde permaneció demorada por algunas horas y luego recuperó su libertad.
Cabe mencionar que al lugar también arribó una comisión de efectivos de la División Criminalística de Caleta Olivia, que realizó la inspección ocular.
Paralelamente, se practicaron diversas medidas periciales dispuestas por el Juzgado de Instrucción N° 1 de Las Heras, a cargo de Eduardo Quelín, en tanto que el cuerpo del occiso fue trasladado a la morgue de la ciudad del Gorosito donde se le realizó la correspondiente autopsia.
Según confirmaron fuentes confiables, el joven agente no poseía arma reglamentaria propia, a pesar que contaba con el apto psicológico, por lo que se confirmó que el disparo fue efectuado con la pistola 9 milímetros de su pareja.
Lo que aún no se sabe con certeza es si fue él mismo quien se disparó o bien si el balazo lo efectuó Dipieri, por lo cual se aguarda el resultado del barrido electrónico o dermonitrotest, que revelará quién de los dos posee restos de pólvora en sus manos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico