Esquel marchó y criticó a Frigerio

Más de 2.000 personas se movilizaron por la ciudad, donde se registraron aumentos de entre 500% y 2.000%. La convocatoria fue encabezada por el intendente, Sergio Ongataro, de la línea política de Cambiemos. Las pancartas mostraron claros mensajes contra el ministro Rogelio Frigerio y el presidente Mauricio Macri.

Ni los 5° bajo cero, ni la térmica que llegó a los 7,7° bajo cero frenaron la movilización que los vecinos de Esquel realizaron ayer para repudiar el tarifazo del gas, en una ciudad que ve amenazada la llegada de turistas y otras actividades productivas por los fuertes incrementos que se conocieron en los últimos días superiores al 2.000%.
La movilización fue encabezada por el intendente, Sergio Ongataro, quien asumió en diciembre por la línea política de Cambiemos, e impulsada en una asamblea popular que se realizó en el salón del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, convocada por la CGT.
La concentración, que se realizó en la plaza San Martín, reclamó una disminución en el porcentaje de aumento y apuntó principalmente al ministro del Interior Rogelio Frigerio.
Es que el funcionario, para justificar el incremento, señaló que en la Patagonia los altos índices de consumo se deben en parte a que la "gente anda en remera adentro de la casa con 10° grados bajo cero. Inclusive llega a abrir la ventana porque era gratis prácticamente el servicio público".
Sus declaraciones se convirtieron ayer en el principal eco de la protesta, luego de que se conociera que producto del aumento en Esquel el municipio deberá pagar $50.000 de gas, lo que pone en peligro diversas actividades, entre ellas el Natatorio de la comuna. La factura anterior que el Estado municipal abonó fue de 4.000 pesos.
"Frigerio sinvergüenza. Pedí disculpas a toda la Patagonia y renunciá", se leyó en uno de los carteles. "No al tarifazo" fue otra de las leyendas sumadas a las de "Macri, basta de tarizafos".
La manifestación de los pobladores reunió además a funcionarios municipales, vecinalistas y dirigentes gremiales. Se presume que asistieron más de 2.000 personas, que caminaron y cantaron durante más de una hora.
Para el intendente, el reclamo "no es una cuestión de si quiero o no quiero pagar, no se puede. Es cierto que hay tarifas muy bajas pero las que llegaron son imposibles de pagar", reconoció y agregó que en Buenos Aires "la realidad es muy distinta a la nuestra".
El jefe comunal confirmó que le pidió a funcionarios nacionales "barajar y dar de nuevo", ya que "es imposible de pagar. Entiendo la lógica, pero no la manera".
En tanto, este domingo desde las 17 los esquelenses volverían a las calles para manifestarse en contra de la medida dispuesta por el gobierno que conduce Mauricio Macri.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico