Esquel: prohibieron los locales nocturnos de "alterne" y se cancelarán habilitaciones

La ordenanza impulsada por la concejal Ada Martinelli prohíbe el funcionamiento de cabarets, whiskerías, clubes nocturnos, boites o establecimientos y locales nocturnos donde se promueva el comercio sexual. De esa forma, a partir de la fecha de promulgación se suspenderá el otorgamiento de habilitaciones y se cancelará la del único establecimiento que queda en funcionamiento, tras un operativo que la Justicia federal realizó hace meses en otros dos donde se detectó trata de personas.

El jueves en Esquel se dio un gran paso para combatir la trata de personas y el comercio sexual en esa ciudad, luego de que el Concejo Deliberante aprobara por unanimidad una ordenanza que prohíbe el funcionamiento de "cabarets, whiskerías, clubes nocturnos, boites o establecimientos y locales nocturnos de alterne", según indica el proyecto.
La iniciativa fue impulsada por la concejal Ada Martinelli, del Frente Para la Victoria, presidenta de la Comisión de Promoción Social, y contó para su aprobación con dos dictámenes del Juzgado federal y el del asesor legal del recinto legislativo, además de un oficio judicial con el cual se relevó la cantidad de libretas sanitarias que se otorgaban desde el municipio.
Así, lentamente, se fue armando este proyecto que tiene continuidad en una ordenanza sancionada en 2014, mediante la cual se comenzó a concientizar y prevenir sobre la trata de personas con la publicación en colectivos, taxis y dependencias de los teléfonos para denunciar este tipo de delito.
Ahora, con su sanción y posterior promulgación, que se podría realizar esta misma semana, se eliminará la emisión de habilitaciones de este tipo de locales y también se cancelará al único local que se encuentra en funcionamiento.
A su titular, en caso que corresponda, se le aplicaría una multa de 5.000 módulos ($100.000) y diez años para sacar cualquier tipo de habilitación, según explicó Martinelli.

UN IMPORTANTE
PRECEDENTE
Se debe tener en cuenta que de los tres locales de este tipo que estaban habilitados en Esquel, dos ya habían sido clausurados luego de que la Justicia federal realizara un procedimiento donde se detectó trata de personas.
El viernes, Martinelli fue consultada por El Patagónico por este proyecto y se mostró satisfecha por lo logrado, teniendo en cuenta que marca un precedente y una iniciativa real para evitar la trata.
"Es uno de los delitos más importantes después del narcotráfico, donde se maneja más dinero; entonces no era fácil esta cuestión. Hay que tener bastante coraje y estar seguro de lo que uno está haciendo, que es el cuidado de la gente, sobre todo de las jóvenes que están en una situación de vulnerabilidad porque son engañadas, estafadas y hay abuso de poder", señaló.
"Ojalá que esto funcione bien, que se pueda generar un trabajo conjunto entre el Juzgado, el Poder Legislativo y Ejecutivo porque esto hay que trabajarlo junto con la responsabilidad que a cada uno le compete", sentenció Martinelli.
Según contó la edil, el proyecto lo venía impulsando con otros concejales desde hace un tiempo. Sin embargo "no había mucho consenso". Hasta ahora, que finalmente se sancionó por unanimidad, marcando un precedente en Chubut sobre la trata y comercio sexual.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico