Esta vez Comodoro soportó tanta lluvia más preparado que en otros temporales

El Servicio Meteorológico Nacional reportó la caída de 31 milímetros concentrados entre la madrugada y las primeras horas de la tarde de ayer, cuando se concentró la tormenta. Los canales y pluviales de zonas como la avenida Roca y el barrio Mosconi soportaron la concentración del caudal. A diferencia de otras oportunidades, no se reportaron evacuados, pero los barrios altos de la zona oeste como San Martín, Newbery y Abásolo fueron los más afectados con filtraciones en viviendas o calles que quedaron intransitables. Lo mismo ocurrió en parte de Kilómetro 8 y en el sector de los kilómetros 12, 14 y 17 en la zona norte.

Mejor preparada que ante fenómenos climáticos similares, Comodoro Rivadavia soportó el temporal de lluvia que se registró ayer, donde la cantidad de agua caída se asemejó a la que proyectaba el alerta que el Servicio Meteorológico Nacional, a través de su oficina local, había dado a conocer durante la última semana.
Entre la madrugada y las primeras horas de la tarde de ayer, epicentro del temporal, cayeron 31 milímetros, lo que equivale a casi el promedio de precipitaciones de todo el mes en esta época del año, indicaron especialistas. El promedio histórico mensual de lluvias en abril es de 35 milímetros.
Frente al fenómeno anunciado, el intendente Carlos Linares junto a miembros del gabinete municipal, recorrieron durante la mañana diferentes sectores de la ciudad para verificar el funcionamiento de canales y pluviales donde se habían realizado obras de limpieza preventivas en los últimos días. "
Gracias a la coordinación con las vecinales y a las medidas preventivas que se tomaron, pudimos evitar consecuencias de magnitud. Venimos trabajando desde hace tiempo en trabajo preventivo, controlando desagües, limpieza en las calles para no se tapen bocas de tormenta y la verdad es que la gente tomó conciencia de los recaudos que hay que tomar. Cuando uno brinda la información adecuada hay buenos resultados, se organizan y evitamos graves consecuencias", evaluó Linares.
También agradeció al personal municipal que recorrió los barrios. "Hubo un buen trabajo de todo el gabinete, tenemos los teléfonos abiertos, todos a disposición y la verdad es que no tuvimos lamentar ningún hecho de gravedad. Durante la semana vamos a realizar relevamientos no solo a familias que se vieron afectadas, sino también de obras de pavimento, bacheo y viviendas. Si bien las obras respondieron bien aún tenemos trabajo por realizar, más allá de que en líneas generales el balance de la jornada fue positivo", subrayó.

PLUVIALES

El secretario de Infraestructura, Abel Boyero, manifestó que se supervisaron los canales y pluviales de sectores que históricamente sufrían anegamientos como la avenida Quintana en Kilómetro 3, donde el gran pluvial todavía está en construcción, o las avenidas Roca y Chile en la zona sur.
"En el caso de la obra del pluvial de avenida Quintana, se concretaron tareas paliativas y se conversó con la empresa Rigel, que tomó todas las precauciones necesarias y dejaron personal y maquinaria en el lugar, para reacondicionando la zona en caso de ser necesario", aclaró Boyero.
"Todas las obras que se realizaron en los últimos tiempo están dando sus frutos y tanto las pequeñas como de gran magnitud, como la del aterrazamiento del cerro Chenque, que evitó nuevamente que se llene de barro la ciudad y se perjudiquen viviendas o comercios", enfatizó.

ASISTENCIA

Mientras, el secretario de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey, manifestó que desde la madrugada se inició la asistencia de quienes lo requirieran tanto en la sede de Defensa Civil, como en cada barrio mediante las asociaciones vecinales.
"Luego de la reunión que convocó el intendente, desde la Secretaría entregaron kits de emergencia que constan de un colchón, frazadas y nylon, principalmente a las asociaciones vecinales de los barrios que por lo general tiene mayor demanda ante las fuertes lluvias", puntualizó.
También se confirmó que a diferencia de otras oportunidades no se reportaron evacuados, pero los barrios altos de la zona oeste como San Martín, Newbery y Abásolo fueron los más afectados con filtraciones en viviendas o calles que quedaron intransitables. Lo mismo ocurrió en parte de Kilómetro 8 y el sector de los kilómetros 12, 14 y 17 en la zona norte.
Rey comentó que en el área de Desarrollo Humano y en Defensa Civil se atendieron reclamos a partir de las 5 de ayer. "Tuvimos muchos reclamos de cortes nylons, sobre todo después de las 8, que fue cuando comenzó a llover con mayor intensidad. Entregamos alrededor de 400 en diferentes zonas como barrio de las Américas, 30 de octubre, Ciudadela, Palazzo, Don Bosco, Abásolo, Abel Amaya, San Martín, y mucha gente que se acerca a Defensa Civil a retirarlos directamente".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico