Esta vez sí: atrapan a Lanatta y Schillaci después de 15 días de intensa búsqueda

Un empleado de un depósito había sido secuestrado por los dos prófugos, y cuando logró evadirse, dio aviso a la policía, que rodeó el lugar y -finalmente- pudo arrestar a los dos evadidos, tras 15 días de fuga.

Christian Lanatta y Schillaci fueron recapturados a unos 500 metros de donde había sido detenido el sábado Martín Lanatta, aunque 45 horas más tarde que su cómplice. Fueron recapturados, "cansados y abatidos" alrededor de las 8 en el galpón de un molino arrocero, en cercanías de la ruta provincial 1.
El encargado de la arrocera contó que minutos antes de la captura lo "tomaron de rehén" y que lo "trataron bien" pese a que le dijeron que podrían usarlo "de escudo" en caso de un nuevo tiroteo.
"Entro a trabajar y ellos me toman de sorpresa, veo que están vestidos de verde, abro la puerta para decirles que yo era el encargado y me apuntaron con una pistola nueve milímetros", indicó a la prensa Franco, encargado del molino arrocero Spalletti.
Según su relato, los ahora detenidos le dijeron que se "quede tranquilo y que colabore" con ellos y le pidieron agua y comida. "Me di cuenta enseguida que eran ellos pero me hice el tonto, como que no sabía nada. Me dijeron 'no te hagas el tonto que vos sabés quienes somos nosotros', pero a pesar de todo me trataron bien", aseguró.
El hombre dijo que Schillaci y Lanatta, ambos armados, le pidieron que no haga "ninguna macana" porque ellos ya se habían "agarrado a tiros" y no tenían ningún problema en usarlo "de escudo". Minutos después llegaron los efectivos de la Policía santafesina, que detuvieron a los prófugos.
El vice gobernador Carlos Fascendini ratificó que los dos prófugos fueron detenidos. El ministro de Seguridad provincial afirmó: "Son Lanatta y Schillaci".
"El personal de seguridad me comunicó la detención de los (detenidos) restantes", dijo repentinamente en declaración a Radio Del Plata el vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini. De este modo se comunicó la captura de Víctor Schillaci y Christian Lanatta luego de 15 días de búsqueda.
Minutos más tarde, en diálogo con TN, el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro afirmó: "Son Lanatta y Schillaci". "Esto es reciente, está viajando el ministro para allá", indicó Fascendini, quien desconocía las circunstancias en que transcurrieron las detenciones. Sin embargo, confirmó que se trata de ambos prófugos.
Christian Lanatta y Víctor Schillaci fueron detenidos por la policía de Santa Fe en el molino arrocero Spalletti, a sólo 500 metros de donde el sábado pasado apareció Martín Lanatta.
Según relató el cuñado del rehén al que usaron los dos prófugos, Lanatta y Schillaci estaban "cansados y con mucha sed". En diálogo con TN, contó que el empleado había encontrado a los dos delincuentes cuando intentaban ingresar al molino y allí lo tomaron cautivo.
Minutos más tarde y custodiados por cinco fuerzas de seguridad, Lanatta y Schillaci fueron trasladados a la comisaría de Cayastá.
"Preguntaban por las cámaras de seguridad en la zona", agregó Adrián, quien pudo hablar unos minutos con su cuñado. "Había dos móviles de gendarmería y dos de policía", explicó sobre el procedimiento.
Consultado sobre la búsqueda que hicieron tras la captura de Martín Lanatta, a 500 metros de donde estaban los otros dos prófugos, se quejó: "No sé qué clase de rastrillaje hicieron".

TRASLADO A COMODOR PY

Christian Lanatta y Víctor Schillaci fueron trasladados por fuerzas de seguridad desde Santa Fe a Capital. El juez federal porteño Sergio Torres había firmado ayer el oficio para que los dos detenidos sean llevados a los Tribunales de Comodoro Py.
Torres notificó a los acusados de la formación de la causa que deberán afrontar, tras lo cual son enviados a la cárcel de Ezeiza, donde serán sometidos a controles médicos.
A última hora de ayer los delincuentes recapturados legaron al penal de Ezeiza trasladados por fuerzas de seguridad desde Santa Fe y ya quedaron en prisión, donde serán sometidos a estudios médicos.
La vicepresidenta comunal de Cayastá, Verónica Devia, confirmó que el operativo se llevó a cabo en el predio del molino arrocero Spalletti, en esa localidad del centro norte de Santa Fe, y remarcó que fueron atraparon por agentes de la policía de la provincia.
Ayer los fugitivos tomaron de rehén al encargado de la arrocera, pero finalmente se entregaron a la policía. "Entro a trabajar y ellos me toman de sorpresa, veo que están vestidos de verde, abro la puerta para decirles que yo era el encargado y me apuntaron con una pistola nueve milímetros", indicó a la prensa Franco, encargado del molino arrocero Spalletti.

VIDAL ADMITIO ERRORES

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, aseguró ayer que en materia de narcotráfico "durante muchas años la política miró para otro lado o fue cómplice" y afirmó que su gobierno buscará al prófugo Ibar Perez Corradi, acusado de ser el jefe de los evadidos del penal de General Alvear.
La mandataria precisó que "la corrupción y el narcotráfico en las fuerzas de seguridad y en el Estado es el resultado de una política que quiso mirar para otro lado o fue cómplice" .
Además, sobre la recaptura de los tres fugados del penal de General Alvear, señaló: "Hay que investigar la red de complicidades. Hemos tomado la decisión de separar de su cargo a varios integrantes de la bonaerense y ahora hay que esperar a la Justicia. Nosotros como Ejecutivo hicimos lo necesario".
"Los detenidos están a disposición de la Justicia y van a tener que responder por todo lo que sucedió desde la fuga en adelante", cerró Vidal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico