Estaba con domiciliaria y lo atrapó personal de la SCPL al ver que arrebataba un teléfono

Héctor Hueicha violó la prisión domiciliaria con la que lo habían beneficiado. Fue retenido ayer a las 9 por un empleado de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada que observó que le arrebataba el teléfono a un adolescente en una parada de colectivos. Luego de ser entregado a la policía, afrontó una audiencia de control judicial y regresó a su casa.

Héctor Hueicha, de 27 años, violó ayer a la mañana el arresto domiciliario que venía cumpliendo como sospechoso de un asalto. Ahora fue retenido en la calle, sospechado por el asalto a un estudiante en una parada de colectivos del San Cayetano. Fue llevado a audiencia de control de detención por la tarde y la juez Gladys Olavarría le dictó nuevamente la prisión domiciliaria por el término de un mes.
Ayer a las 9 fue detenido por un empleado de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada y entregado a personal policial de la Seccional Sexta. El trabajador observó cuando le intentaba robar el teléfono a un chico de 12 años en la parada de colectivos de Polonia y Pieragnoli, a la salida de la Escuela 209.
En la audiencia de control judicial, Olavarría ordenó que Hueicha vuelva a cumplir prisión domiciliaria en su vivienda de calle Malvinas al 100 del barrio Fuchs. Lo hizo por intermedio de la comunicación procesal N° 6.879/2016.
Hueicha cumplía domiciliaria desde el 13 de abril, luego de ser detenido como sospechoso de asaltar junto a otro individuo a un adolescente en una parada de colectivos de Huergo y Glatigni, en el Máximo Abásolo. Luego de intimidarlo con un cuchillo, le sustrajeron su teléfono celular y dinero.
Esa vez el robo fue observado por una policía vestida de civil que iba sobre un colectivo de la línea 1 y que al ver lo que ocurría dio aviso a sus pares de la Seccional Séptima.

ANTECEDENTES

El martes 26 de noviembre de 2013, Hueicha había sido detenido por el robo a una vivienda ubicada en avenida Lisandro de la Torre. Fue observado por la víctima, quien junto a un familiar se trenzó en lucha con él y logró reducirlo. Cuatro días antes le habían otorgado la libertad condicional con la oposición de la Fiscalía.
En la audiencia de control judicial dijo que solo "golpeó las manos para preguntar por un alquiler". El juez le dictó en esa ocasión un mes de prisión preventiva.
También en 2013 había sido detenido por violar la prisión domiciliaria en una vivienda de la calle San Francisco de Asís 1.551. La policía lo había sorprendido en Martín Fierro al 700 del Ceferino Namuncurá. Como ocurrió ayer, la juez Daniela Arcuri dispuso esa vez que Hueicha fuera trasladado a la vivienda donde debía permanecer con arresto domiciliario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico