Estado Islámico definió como "seguidores" a los autores de la matanza en San Bernardino

De todas maneras, las autoridades de Estados Unidos, al menos hasta el momento, dudan de que el grupo terrorista esté realmente detrás del atentado en materia de organización.

El Estado Islámico (EI) atribuyó ayer a dos de sus seguidores la autoría de la matanza de San Bernardino, California, en que 14 personas fueron asesinadas, horas después de que el director asistente del FBI en Los Angeles, David Bowdich, informara que el episodio era investigado como "un acto de terrorismo".
"Dos seguidores de Estado Islámico atacaron hace varios días un centro en San Bernardino, en California", según aseguró un audio difundido por la organización a través de internet por la emisora Al Bayan, afín a la organización, y que recogieron los medios de Estados Unidos.
"Que les acepte Dios como mártires", concluyó el boletín, destacaron las agencias de noticias EFE y DPA.
Las autoridades norteamericanas identificaron a los presuntos autores como Tashfeen Malik y Syed Rizwan Farook, quienes fueron abatidos por las fuerzas de seguridad que se desplazaron al lugar de los hechos.
La mujer, Malik, había publicado en vida un mensaje en Facebook para declarar su lealtad por el líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, según fuentes citadas por medios estadounidenses reproducidas por la agencia Europa Press.
De todas maneras, las autoridades de Estados Unidos, al menos hasta el momento, dudan de que el grupo terrorista esté realmente detrás del atentado en materia de organización.
A todo esto, el presidente Barack Obama criticó hoy la ley que regula la posesión de armas en Estados Unidos y pidió al Congreso que acabe con ese "insensato" resquicio legislativo, subrayó.
Los autores del ataque del miércoles utilizaron dos rifles de asalto de tipo militar y dos pistolas compradas de forma legal, señalaron los investigadores.
Obama, en su habitual discurso semanal, consideró al ataque como "otro trágico recordatorio de que en Estados Unidos a la gente peligrosa le resulta demasiado fácil poner sus manos en un arma", citó la agencia de noticias EFE.
El director asistente del FBI en Los Angeles, David Bowdich, había informado a última hora del viernes que el tiroteo perpetrado hace tres días en San Bernardino, estaba siendo investigado como "un acto de terrorismo".
"Seguiremos el curso de la investigación para asegurarnos de que recogemos todas las pistas", agrregó Bowdich.
Sin embargo, al ser consultado por los periodistas, el funcionario del FBI rechazó calificarlo como el primer atentado del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que opera en Irak y Siria, en territorio de Estados Unidos.
Obama, en su intervención, al criticar que en su país cualquier persona puede tener un arma dijo que "por ejemplo, incluso gente a quien el gobierno ha prohibido volar por considerarla peligrosa puede entrar en una tienda y comprar un arma. Es una locura", dijo.
En tal sentido, pidió al gobierno un cambio de Ley para modificar radicalmente esa situación.
"Quizá no podamos evitar todas las tragedias", dijo Obama, "pero como mínimo no deberíamos hacer tan fácil a los potenciales terroristas o criminales poner sus manos en un arma que puedan utilizar contra estadounidenses", señaló, y cerró su mensaje asegurando que "no nos aterrorizarán".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico