Estados Unidos construirá una fábrica en Cuba por primera vez en más de 50 años

Una empresa de Alabama fabricará tractores en Cuba, en la zona del puerto de Mariel, con la idea de atraer a pequeños agricultores cubanos, con lo que será la primera firma autorizada a instalarse en poco más de 50 años, desde que Fidel Castro asumió el poder y confiscó los bienes de estadounidenses.

La nueva muestra del flamante esquema de relaciones bilaterales se completará con el acuerdo que La Habana y Washington firmarán hoy para volver a conectar a los dos países con vuelos directos.
Ahora la administración de Barack Obama dio el visto bueno para que la firma Cleber LLC se instale en una zona económica especial habilitada por el gobierno cubano para atraer inversiones extranjeras, con el plan de levantar una planta que ensamble hasta 1.000 tractores pequeños al año para su venta a agricultores independientes en Cuba. Esperan tener en el primer trimestre del 2017 los primeros vehículos.
La planta, con un valor de entre 5 y 10 millones de dólares, sería la primera inversión corporativa significativa de una empresa de Estados Unidos en territorio cubano desde el triunfo de la Revolución, que nacionalizó propiedades privadas y desembocó en el bloqueo de Washington a la isla, que vetó todo comercio.
Igual que la reapertura de embajadas, las sucesivas visitas de delegaciones a uno y otro país, los permisos de viajes especiales, el restablecimiento del correo postal y el envío de remesas, la próxima instalación de la empresa estadounidense se enmarca en la nueva etapa de relaciones que Obama y Raúl Castro abrieron en diciembre del 2014.
La nueva fábrica, que hará tractores de marca Oggun -un deidad yoruba hecho propio por la religión afrocubana-, hará vehículos de 25 caballos de fuerza, duros y de fácil mantenimiento, que aspira a vender por menos de 10 mil dólares a agricultores isleños asistidos por parientes del exterior o por ONGs.
Más allá, la empresa hasta pretende exportar los tractores Oggun a otros países latinoamericanos que tienen poco o ningún arancel sobre productos cubanos, lo que los hará competitivos en precio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico