Estalla escándalo muy cerca de Temer y cae uno de sus ministros

Vieira Lima dejó el cargo mediante una carta de renuncia luego de haber sido acusado por el ex ministro Calero de presionarlo para que los organismos del Estado actúen a su favor y permitan la construcción de un edificio en una zona que es patrimonio histórico en Salvador, estado de Bahía.

El ministro de Gobierno de Brasil, Geddel Vieira Lima, negociador de la administración de Michel Temer con el Congreso, renunció ayer al cargo tras haber sido acusado de tráfico de influencias, en un nuevo escándalo que golpea de cerca al primer mandatario, a quien la oposición busca ahora llevarlo a juicio político.
El escándalo involucra a la figura de Temer ya que su ex ministro de Cultura Marcelo Calero denunció ante la policía federal que el mandatario lo presionó para que permitiera negocios particulares de Vieira Lima, uno de los más importantes hombre del Poder Ejecutivo hasta hoy.
Esta olla de presión en la que se había transformado esta semana el escándalo de peleas entre dos ministros tiene a Temer en el centro y el fusible de la situación fue Vieira Lima, quien dejó el cargo mediante una carta.
La situación de Temer frente al caso tiene un condimento extra: el ex ministro Calero lo grabó durante la conversación que mantuvieron en el Palacio del Planalto, hace una semana.
La Fiscalía General de la República deberá decidir si acusa a Vieira Lima y a Temer sobre la denuncia hecha por el ex ministro Calero.
Los tres protagonistas del escándalo, Temer, Calero y Vieira Lima son del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB).
Vieira Lima dejó el cargo mediante una carta de renuncia luego de haber sido acusado por el ex ministro Calero de presionarlo para que los organismos del Estado actúen a su favor y permitan la construcción de un edificio en una zona que es patrimonio histórico en Salvador, estado de Bahía.
El Instituto de Patrimonio Histórico (Iphan), que depende de Cultura, había decidido no autorizar la construcción de una torre de 30 pisos de lujo en la playa de Barra, en el barrio colonial de Salvador, pero Vieira Lima le pidió varias veces a Calero revisar la decisión ya que él había comprado uno de los departamentos, por valor de unos 600.000 dólares.
Vieira Lima es el sexto ministro en renunciar desde que Temer asumió en forma interina en mayo y luego fue confirmado el 31 de agosto, tras la destitución de la presidenta Dilma Rousseff en un juicio político.
En su carta de renuncia divulgada por el Palacio del Planalto, Vieira Lima escribió: "Frente a las dimensiones de las interpretaciones ofrecidas, pido disculpas a quienes hayan sido por ellas alcanzados, pero Brasil es más grande que todo esto" y trata a Temer como "fraterno amigo".

JUICIO POLITICO
Desde la oposición, el Partido de los Trabajadores (PT) de la ex presidenta Rousseff, Red, de la ex candidata presidencial Marina Silva y el Partido Socialismo y LIbertad (PSOL) anunciaron que pedirán las pruebas de la denuncia de Calero a la Policía Federal para protocolizar un juicio político.
"Si esto no es un delito de responsabilidad para un juicio político, yo no sé lo que será entonces", dijo Randolfe Rodrigues, senador de Red, quien defendió a Rousseff en el juicio que la destituyó.
De todos modos, el oficialismo tiene mayoría y el PMDB mantiene lealtad a su presidente, Temer, con lo cual las chances de un impeachment son remotas en este momento, según la evaluación que hizo un funcionario del Palacio del Planalto consultado por Télam.
Calero grabó las discusiones que mantuvo con el mandatario antes de renunciar al cargo la semana pasada y también con el jefe de gabinete, Eliseu Padilha, además de con el propio Vieira Lima.
Según Calero, Temer le pidió que resolviera el asunto con la Abogacía General de la Unión, desconociendo la resolución del Iphan, un órgano que depende la cartera de Cultura.
Ante la posibilidad de que la oposición pida el juicio político de Temer, sus aliados
decidieron respaldarlo e intentar dar por finalizado el escándalo por tráfico de influencia que arrastró a dos ministros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico