"Estamos en un proceso de recambio", afirmó el entrenador Sergio Hernández

"Nosotros tenemos como objetivos competir al máximo nivel posible y al mismo tiempo formar una nueva camada de jugadores para el básquetbol nacional", afirmó el director técnico.

El entrenador del seleccionado argentino de básquetbol, Sergio Hernández, puntualizó ayer que trabaja en un "proceso de recambio" tras el retiro de casi todos los integrantes de la Generación Dorada, en el marco de la primera práctica de cara a la Copa América.
"Nosotros tenemos como objetivos competir al máximo nivel posible y al mismo tiempo formar una nueva camada de jugadores para el básquetbol nacional. Estamos en el proceso de recambio más grande del último tiempo, casi combinado con la posibilidad de competir actualmente en un certamen como la Copa América", explicó el director técnico en la rueda de prensa.
El certamen continental se jugará desde el próximo 27 de agosto en Bahía Blanca, donde Argentina integrará el grupo C junto con Venezuela (rival del debut), Islas Vírgenes y Canadá.
"Para la convocatoria de estos nuevos jugadores usé dos criterios: el nivel de proyección y el de competitividad", argumentó el bahiense.
La nómina de jugadores se compone en general por jóvenes talentos, como es el caso de Facundo Campazzo (Real Madrid de España), Patricio Garino (Orlando Magic de Estados Unidos), Nicolás Brussino (Atlanta Hawks de Estados Unidos) y Nicolás Laprovíttola (Zenit de Rusia), más el único campeón olímpico en Atenas 2004, Luis Scola (Shanxi Brave Dragon de China).
"Luis (Scola) no solamente sigue presente, sino que continúa vigente porque una cosa es estar y otra es estar a la altura, y él está a la altura como la primera vez", valoró Hernández.
Al mismo tiempo, el entrenador más ganador de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) reconoció: "El retiro de las camisetas de jugadores como Emanuel Ginóbili y Andrés Nocioni nos generan sentiremos encontrados, ya que por una parte uno se pone feliz del homenaje pero a la vez mal porque dejaron la actividad o el seleccionado".
Y en ese tono sostuvo que le gustaría que jueguen "para siempre" porque han sido deportistas "emblemáticos" para el país.
"Me emocionó mucho la despedida de Leonardo Gutiérrez pero no me gustan que se retiren. El problema es que tomás conciencia de que ya no jugarán más para su país", explicó en relación a la fiesta del pasado sábado en Mar del Plata.
Por otra parte, el "Oveja" aseguró estar "feliz" del comienzo de un nuevo proceso y adelantó que trabajará para llegar "a lo máximo", más allá de la transición generacional que está viviendo el plantel.
El perimetral de San Lorenzo Gabriel Deck fue la única baja del primer entrenamiento, con licencia del cuerpo técnico, y se sumará el miércoles que viene.
El plantel estuvo compuesto por los bases Campazzo, Laprovíttola, Luca Vildoza (Baskonia de España) y José Vildoza (San Lorenzo); los escoltas Eric Flor (Quilmes de Mar del Plata), Lucio Redivo (Bilbao Basket de España), Brussino y Máximo Fjellerup (Bahía Basket); los aleros Garino, Deck, Juan Pablo Vaulet (Bahía Basket) y Erik Thomas (su último equipo fue New Orleans, en la NCAA de los Estados Unidos); y los internos Scola, Javier Sainz (Regatas Corrientes), Marcos Delía (Murcia de España), Roberto Acuña (Quimsa de Santiago del Estero) y Tayavek Gallizzi (La Unión de Formosa).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico