"Estaremos todos controlando los precios"

El presidente Mauricio Macri pidió ayer a los supermercadistas que "publiquen en Internet los precios de los artículos que venden, para que cualquier argentino pueda chequear dónde se encuentra el mejor precio y así defender su salario".
La idea del Gobierno es poner en marcha esta semana dos herramientas que apuntarán al control de los precios, y que consistirán en un nuevo sistema de información en tiempo real y una suerte de relanzamiento de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), que permitirá evitar conductas anticompetitivas y de cartelización de los mercados.
Al aludir al sistema de monitoreo, Macri pidió a los supermercadistas que "publiquen en Internet los precios de los artículos que venden, para que cualquier argentino pueda chequear dónde se encuentra el mejor precio y así defender su salario".
Destacó que "ahí estaremos todos controlando que se publiquen los precios", para que "esta paulatina reducción de la inflación nos afecte lo menos posible a todos los argentinos".
Sobre el monitoreo online de los valores de los productos, el empresario supermercadista Alfredo Coto dijo que "si hay una comparativa de precios, la gente va a comparar precios y calidad", pero también "precios y responsabilidad".
En general, el sistema de monitoreo de precios online de productos de la canasta básica que será lanzado en las próximas horas fue bienvenido por especialistas en consumo y por las entidades de consumidores, aunque ambos demandan controles del Estado en cuanto a que los precios en góndola sean los mismos que se cobran en la caja registradora, y también que se verifique el aumento de precios en general.
Damián Di Pace, de la consultora Focus Market, dijo a Télam que el sistema de monitoreo online es una medida que "puede llegar a sumar" para que los consumidores puedan comparar los precios que un mismo producto tiene en diferentes canales de distribución, y así elegir el lugar más conveniente para hacer sus compras.
No obstante, Di Pace también consideró que el Estado debe ejercer el control de precios de los productos de góndola para que coincida con la cifra que se paga finalmente en la caja registradora.
Consideró que como son 12 millones los teléfonos inteligentes en manos de la población, solamente serán los poseedores de esos celulares o de computadoras con Internet los que puedan realizar la comparación de precios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico