"Estas condiciones hacen que uno piense en dar un paso al costado"

El director del Hospital Regional, Luis Cisneros se refirió a las versiones que circularon con respecto a su posible alejamiento en la dirección del nosocomio. Descartó que se deba a problemas de salud, pero dejó entrever que si la situación sigue de la misma manera analiza dar un paso al costado.

Durante el fin de semana, la directora del Área Programática Sur, Mariana Fernández declaraba que Cisneros dejaría su cargo al frente del Regional por problemas de stress que le impedían continuar como máximo responsable.

Sin embargo, este mediodía consultado por El Patagónico, el médico aclaró que "es verdad que no estoy bien de salud" pero "no por eso se deja el trabajo".

Cisneros expresó que hace 15 días se presentó ante el ministro de Salud Ignacio Hernández donde dejó en claro que en las condiciones en las que se encuentra atravesando el hospital local "le manifesté que la verdad hace que uno dé un paso al costado" pero "no porque esté enfermo. Lo que salió no lo dije yo", ratificó en torno a las declaraciones vertidas desde el Área Programática Sur.

"Si bien en un 80 a 90 por ciento es cierto lo que se dice ahí, en la manera en que se está trabajando, pero el hecho de que me vaya no es por stress" y aseguró que el stress lo padecen por estos momentos " la familia a la que le mataron el marido, el padre. La gente que se queda sin trabajo".

Cisneros reconoció que "tengo algo que es propio que cualquiera pueda llegar a tener pero no por eso uno abandona su puesto de trabajo" y agregó que "es más estuve mucho peor y seguí trabajando".

A través de este medio, el profesional médico expuso que si se llegara a concretarse ese alejamiento que hasta hoy no es firme, las razones son "más que nada por el rumbo que se está tomando".

El equipo técnico que está a su cargo llega desde la gestión provincial anterior y también en esa oportunidad "presentamos la renuncia porque es lo que corresponde, dejarle libres las manos al ministro para que disponga. Nos dieron la continuidad, cuando hubo cambios de ministros hicimos exactamente lo mismo, tampoco la aceptaron".

Y recordó que en otra oportunidad se hizo efectiva la renuncia "fue cuando se bajó el decreto triple cuatro por el cual el hospital dejaba de pertenecer al Ministerio de Salud y pasó a la órbita del Area Programática".

El médico indicó que inmediatamente cuando se hizo cargo de la dirección del Hospital Regional "dimos el primer paso que era tener un hospital que sea de alta gestión, era ese camino que habíamos emprendido".

Cisneros consideró que el Hospital Regional debe manejarse con una administración compartida entre "Nación, Ministerio (de Salud), la misma intendencia. Debe ser un ente mixto. El hospital tiene que ser de Comodoro, era el camino que desde nuestra gestión habíamos pensado" y actualmente "no están dadas las condiciones para seguir en el camino que estamos trazando".

En la misma línea sostuvo que tales condiciones que no ayudan a que el centro asistencial pueda salir de la crítica situación en que se encuentra "no están dadas las condiciones" y "habíamos dado el primer paso y volvimos a foja cero" lamentó.

"Creo que de la parte interna del hospital hay que hacerse un replanteó "acomodar un montón de cuestiones" señaló.

Ante estos inconvenientes el profesional no descarto su alejamiento y expresó que cuando "las cosas se van estancando uno tiene que dejar lugar para alguien más y que venga con otras ideas" pero "me tomaré vacaciones y después decidiré dónde sigo".

"Este grupo de gestión se fue desmembrando", dijo en relación al equipo de la dirección que estuvo en su momento.

Sobre lo que será el 2016 y el panorama de la situación del hospital indicó que "se viene muy complicado, a mi me da temor el tema de recurso humano. El hospital no se maneja con solo médicos y enfermeros, necesita otros agentes, como administrativos, técnicos, operativos".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico