Este mes concluye la tregua entre petroleros y operadoras

El 31 de julio termina el acuerdo de paz social entre sindicatos y operadoras, con la garantía de los gobiernos de Chubut y Nación. Anteayer firmaron la paritaria salarial, que alivia por el momento la relación que desde febrero ha sido conflictiva.

El acuerdo petrolero tiene en palabras lo que los sindicatos reclamaban, siendo lo principal la estabilidad laboral. Si bien la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) no firmó, los trabajadores confían en que el incremento salarial y otros puntos del convenio serán respetados. Caso contrario, reactivarán el plan de lucha.
CEOPE al ser una cámara de empresas contratadas, simplemente busca coincidencias con el gremio por parte de las operadoras agrupadas en la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH). Algunas de las firmas socias de CEOPE han tenido juicios por no cumplir las resoluciones ministeriales, y por ese lado está la confianza sindical.
Esta paritaria fue a contrarreloj de la conflictiva tregua de seis meses, que termina el 31 de julio de este año, con aval de los gobiernos provincial y nacional. Fue conflictiva porque pese a que las empresas se comprometieron a no despedir y los sindicatos a no hacer piquetes, hubo paros en Pan American Energy, YPF, Tecpetrol y Enap Sipetrol.
A la vez, hubo otros conflictos con empresas de servicios, de CEOPE y pymes regionales. El de mayor porte fue con San Antonio Internacional en abril en rechazo de un intento de reducción de la plantilla de personal, aunque desmentido por la compañía.
Sigue siendo curioso el doble rol de Jorge Avila. El líder de los petroleros es también presidente de Petrominera, la empresa petrolera del gobierno de Chubut, que es socia en todas esas operadoras. Es así que los conflictos lo involucran como sindicalista y como representante político en el directorio de la estatal-provincial.
Como parte del convenio firmado, las empresas de la CEPH pidieron un apartado especial para establecer que en las mesas de negociación solamente asistan los secretarios generales y sus paritarios que tengan representatividad en la industria. Así despejan para las controversias a organizaciones sin personería sindical.
Las organizaciones sindicales que firmaron fueron el Sindicato de Petroleros Jerárquicos (con influencia en Chubut y Santa Cruz, el Sindicato de Petroleros de Chubut (que conduce Jorge Avila), el Sindicato de Petroleros de Santa Cruz (al mando de Claudio Vidal) y el Sindicato de Petroleros Jerárquicos de Cuyo y La Rioja (de Julián Matamala).
Un dato que surgió de las negociaciones fue que hay 1.400 trabajadores en stand by, de acuerdo a las declaraciones del santacruceño Claudio Vidal. Ese volumen de trabajadores iba a quedarse sin cobrar la suma no remunerativa acordada pese a estar en relación de dependencia.
Repasando el acuerdo, el incremento salarial será de 30% en tres tramos y un bono de 20 mil pesos en dos cuotas. El aumento es sobre el básico y en todos los ítems, la primera cuota en julio del 18%, noviembre de 5% y en enero de 2017 un 7%. El bono es 10 mil este mes y el resto con el sueldo de octubre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico