Esteban Barceló entrenará con la selección nacional de karate

El comodorense es hijo de Sixto, colaborador gremial y delegado del Sindicato de Petroleros Jerárquicos.

El joven deportista comodorense, Esteban Barceló, de 15 años, es hijo de Sixto, colaborador gremial y delegado del Sindicato de Petroleros Jerárquicos que conduce José Llugdar, institución desde la que permanentemente se valora la formación social y deportiva de sus afiliados y los respectivos grupos familiares, como parte de la comunidad organizada.
Esteban tuvo participación recientemente en un torneo al que lo convocaron los entrenadores nacionales junto a otros dos jóvenes también de Comodoro Rivadavia, preparatorio para los Juegos Olímpicos de la Juventud del año que viene. Al mismo tiempo, se desarrolló el Metropolitano en el que terminó primero, desarrollado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Para él, a finales de junio se viene un torneo Sudamericano en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia: "esperé mucho poder ir, viajar a un certamen internacional. Entrené muchísimo y me llena de orgullo poder llevar el escudo de mi país, de la Argentina, en el karate. Es algo que siempre lo vi y me encantó, siempre quise tenerlo", expresó.
"Gracias al karate, uno adquiere muchos valores como el respeto, la disciplina. Si uno no hiciera este deporte sería un clavo suelto por ahí. El karate fue lo que me formó y me fue dando el camino por recorrer en la vida", sostuvo con firme convicción.
Barceló tiene 15 años y comenzó a los 8 a practicar este deporte. Su padre, Sixto, recordó que comenzó a los 6 en taekwondo donde no es fácil el comienzo, hasta que pasó al karate practicando con el Sensei Daniel Moroncini, pasando por diferentes dojos y es el día de hoy que viajan por todos lados con el gran esfuerzo que eso representa.
"Hay un grupito de chicos que están muy bien vistos a nivel nacional y tengo el orgullo de decir que mi hijo fue el que descolló, pero hay figuras como Dante Navarro y Michael Ramos que son chicos que le acompañan y fueron los tres a competir a Buenos Aires y trajo la medalla. Y pasó lo mismo en los Juegos Evita en Mar del Plata en diciembre del año pasado, donde resultó segundo. Eso a uno lo llena de orgullo", comentó su papá.
El joven deportista dejó de lado la posibilidad de viajar en la semana que finaliza a Tucumán para competir en un torneo, con la finalidad de poder entrenar al menos una vez por mes con la Selección Nacional para poder prepararse mejor, además de ser esto más conveniente en lo económico.

FORMACION
Por estos días, Esteban está próximo a participar de un torneo. Su entrenador -Moroncini- dio especial relevancia al trabajo formativo al mencionar lo complicado que es en estos tiempos lograr que la juventud se aboque a tener objetivos, metas; entrenar y conocer la palabra sacrificio entre otras.
"Eso trasciende las barreras del deporte, más allá de cumplir sus fines, nosotros nos sentimos satisfechos con solo verlos a los muchachos entrenar e ir a ponerle todas las pilas donde hay que ponerlas, allá en Capital Federal", sostuvo el Sensei, y agregó que "estamos participando desde hace un par de años de un circuito que se compone de cinco torneos en distintos puntos del país, donde concurre el equipo de competencia de nuestra escuela y que pertenece a su vez al equipo que representa a Chubut".
Moroncini enfatizó que "todo esto aporta a la formación personal más allá de lo deportivo, que acompañada por el entorno familiar se convierte en una forma de enfrentar la vida, conocer los propios límites y superarlos, saber desde donde arrancar para encarar lo que sigue. Es un deporte milenario que desde el año pasado ya es olímpico, algo que esperábamos muy ansiosamente y que abre puertas como en este caso a Esteban para trascender y proyectarse. Él es la única medalla que obtuvo Chubut el año pasado en los Juegos Evita, el joven con mayor proyección a nivel provincial", lo elogió.

EL DOJO
En Comodoro Rivadavia, la Escuela de Karate Itosu Kai funciona en calle Saavedra N° 65 y en Rada Tilly en el Club de Buceo Neptuno. "Contamos para trabajar con dos gimnasios. Martes y jueves (clases generales) de 18 a 23 y sábados (entrenamiento de competencia) de 14 a 16 lo hacemos en Comodoro; y los lunes y miércoles, en Rada Tilly de 19 a 21", detalló Moroncini sobre su dojo que pertenece a la línea de Shitō-Ryū, una rama del karate japonés que se diferencia del okinawense, y en el caso puntual de su escuela, son los artífices del karate deportivo en la provincia.
Allí, cuentan con una faceta formativa, con clases infantiles para menores de 6 a 12 años que son los martes y jueves de 19 a 20:30 hs. y están destinadas a niñas y niños, y donde mediante exhibiciones y reportajes siempre pregonan que el karate es todo a la inversa de la parte violenta que pueden mostrar, por ejemplo, las películas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico