"Esto no habría pasado si hubiera seguridad", lamentó el carnicero de Zárate

Daniel Oyarzún, el carnicero que la semana pasada mató a un delincuente al que persiguió y atropelló con su auto en la ciudad bonaerense de Zárate, dijo ayer que él pretende estar "tranquilo" y seguir adelante con su "trabajo" y su "familia", al tiempo que pidió por mayor "seguridad".
"Esto no habría pasado si hubiera seguridad", dijo ayer al mediodía el comerciante al canal América desde su domicilio en dicha ciudad del norte de la provincia de Buenos Aires.
"Yo tengo que estar tranquilo. Ser como soy y mandarle para adelante con mi trabajo y con mi familia. Para lo demás están los abogados, la justicia", indicó Oyarzún (37), quien reconoció que "no es fácil" hacer a un lado lo que le ocurrió.
El comerciante dijo estar "eternamente agradecido" a la "gente" que lo quiere "muchísimo" y le brindó su "apoyo" cuando quedó detenido inicialmente y sus familiares, amigos y vecinos de Zárate se manifestaron para reclamar por su liberación.
"Yo soy libre. Siempre fui así. No tengo que esconder nada", sostuvo Oyarzún y agregó que a raíz de lo sucedido cuenta con "seguridad" en su casa, su carnicería y en el domicilio de su padre.
"Pero hay mucho gente que está necesitando seguridad (...) Hay que pedir ayuda. Para vivir en paz y tranquilos. Hay que pedir seguridad, seguridad, seguridad (...) Tenemos que ser felices y convivir con una sonrisa en la cara", concluyó el comerciante que le restó importancia a que ayer hallaron cuatro casquillos de bala en la puerta de su carnicería, situada en Antártida Argentina y Echeverría de Zárate.
El martes, dos delincuentes que se movilizaban en moto entraron a robar a dicho local, donde se encontraba Oyarzún, y escaparon tras apoderarse del dinero de la recaudación.
Ante esa situación, el carnicero salió a la calle, donde los asaltantes le dispararon, y con su auto comenzó a perseguirlos hasta que embistió la moto en la que escapaban contra un semáforo.
Uno de los ladrones huyó, mientras que Brian Emanuel González (24), quien conducía la moto, murió poco después en el hospital a raíz de las heridas sufridas con el impacto.
Luego del hecho, Oyarzún fue detenido por "homicidio simple" pero el viernes fue beneficiado con una "excarcelación extraordinaria" dispuesta por la jueza de Garantías de Zárate-Campana, Graciela Cione, luego de una audiencia privada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico