"Esto se resuelve cobrando menos horas extras, resignando regalías y con subsidio"

Así se manifestó el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, respecto a la crisis petrolera que afecta a Chubut, quien se refirió a las decisiones que deberán tomarse desde todas las partes involucradas: "se resuelve cediendo todos un poco", dijo.

Mientras se esperan una reunión el próximo martes en Buenos Aires para tratar de llegar a un acuerdo que permita paliar la crisis petrolera que vive Chubut, el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren- quien participó ayer de un encuentro en Casa de Gobierno- se refirió a la posible salida del conflicto.

El ministro aclaró que esta crisis internacional que se vive a raíz de la baja del precio del crudo, afecta al país, en función de las inversiones que se necesitan para recuperar su autoabastecimiento y no depender de la importación.

Ante la complicada problemática que aún no logra destrabarse y ante la asamblea desarrollada esta mañana por los trabajadores petroleros en Comodoro Rivadavia, y los posibles 5 mil puestos de trabajo que se perderían, Aranguren aseguró que "desde Nación queremos tratar de que no haya afectación en la actividad económica ni en los puestos de trabajo".

Respecto de la posible salida a la crisis que preocupa a la Cuenca del Golfo San Jorge, el responsable del Ministerio de Energía afirmó –en declaraciones radiales -que se resuelve cediendo todos un poco "mejorando la productividad de la fuerza laboral, cobrando menos horas extras, la provincia resignando para la parte que se exporta algo de regalías, Nación probablemente acercando algún tipo de subsidio directo para aguantar esta situación".

Asimismo, indicó que las compañías también deben aceptar que van a tener que perder temporalmente por el crudo y que es una situación que va empezar a resolverse ya que "al menos desde julio, la mitad del volumen que se exporta y a partir de una inversión de YPF en la refinería de La Plata, se va a poder tomar a mitad de los barriles que se exportan", dijo.

Aranguren advirtió, por último, que es necesario seguir dialogando para que esta transición no afecte los puestos de trabajo "no tenemos facilidades logísticas para importar lo equivalente a la producción local, no hay facilidad de almacenaje de puertos, estar dependiendo de la importación no es algo que físicamente lo podamos realizar", puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico