Estudian posible caso de Leptospirosis: ¿qué la causa y cómo afecta?

Desde el Área Programática Sur se informó que de tres casos analizados, uno dio positivo en el primer estudio de sangre y ahora se espera una segunda prueba para poder confirmarlo. Conocé en esta nota qué debemos tener en cuenta para detectar un posible caso.

La leptospirosis es una enfermedad producida por una bacteria que puede estar presente en la orina de ciertos animales como roedores, perros, vacas, cerdos, caballos y animales silvestres.

El contagio se produce por el contacto directo con la orina de un animal infectado, o con agua y/o ambientes contaminados con dicha orina. Dado que la bacteria sobrevive en lugares húmedos y protegidos de la luz, el riesgo de contraerla aumenta si se producen inundaciones o al desarrollar actividades recreativas en ríos, lagos, lagunas, arroyos (como nadar, pescar, acampar, o realizar deportes náuticos).

LOS SINTOMAS

La leptospirosis se manifiesta en principio como un cuadro gripal con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y malestar general sin causa aparente. Luego se puede presentar una segunda fase de mayor gravedad.

Si se han realizado actividades o tareas de riesgo, ante la aparición de estos síntomas es necesario consultar a un médico en forma inmediata, dado que esta enfermedad puede resultar mortal.

TRATAMIENTO

El tratamiento incluye el uso de antibióticos, y es más efectivo cuando es administrado a partir de la primera semana desde el inicio de los síntomas. Dependiendo de la gravedad, puede ser oral o intravenoso.

En algunos casos, el manejo de un paciente con leptospirosis grave requiere su ingreso en unidad de cuidados intensivos.

infografia.jpg


¿COMO SE PUEDE PREVENIR?

• Evitando la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, y procurando que los niños no jueguen en charcos o barro.

• Combatiendo los roedores –principales agentes de contagio- en domicilios y alrededores.

• Utilizando guantes y botas de goma para realizar tareas de desratización, desmalezado o limpieza de baldíos.

• Manteniendo los patios y terrenos libres de basura, escombros y todo lo que pueda ser refugio de roedores.

• Es importante usar siempre calzado al caminar sobre tierra húmeda, y botas altas en zonas inundadas o al atravesar aguas estancadas.

• Usar y guantes cuando se realizan tareas de desmalezado y cosecha.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico