Estudiantes de la Escuela 749 viajaron a conocer la destilería de YPF en Mendoza

Se trata de los estudiantes de 5º Cuarta, modalidad Industrias y Procesos, quienes viajaron a Luján de Cuyo para visitar la destilería y conocer el trabajo que allí se realiza. "Fue una experiencia única porque la gente no puede acceder a estas instalaciones y nosotros sí gracias a la oportunidad que nos brindó la escuela e YPF", contó Víctor Ariel Blanco, uno de los estudiantes que participó del viaje.

Durante las elecciones generales del 25 de octubre, los alumnos de 5º Cuarta, de la modalidad Industrias y Procesos de la Escuela 749, realizaron una venta de platos dulces en la puerta del establecimiento. El objetivo era recaudar fondos para el viaje de estudios que iban a realizar a Mendoza, donde invitados por YPF iban a tener la posibilidad de conocer una de las destilerías que tiene la operadora estatal en el país.
La venta dio muy buenos resultados y los alumnos finalmente pudieron viajar y disfrutar de una experiencia única. Por supuesto no faltaron otras actividades que complementaron este viaje de estudio, el cual se extendió desde el 31 de octubre al 9 de noviembre.
En total viajaron 27 alumnos, y algunos padres que acompañaron la actividad, donde el objetivo principal fue conocer la destilería, según contó el estudiante Víctor Ariel Blanco, que ayer junto a Diego Soto, y un grupo de padres y docentes visitaron la redacción de El Patagónico.
"La actividad principal era conocer la destilería en Luján de Cuyo, por nuestra modalidad y porque nosotros estamos en una ciudad donde la principal labor es la industria del petróleo, entonces tenía sentido visitarla", explicó.
"Junto a eso también fuimos a ver un viñedo, un olivar y una chocolatería. También tuvimos actividades de entretenimiento", agregó calificándola como una experiencia única. "La gente no puede acceder a estas instalaciones y nosotros si gracias a la oportunidad que nos brindó la escuela e YPF", señaló Blanco.
La propuesta se enmarcó en la materia "Operaciones Físicas" que los estudiantes deben cursar durante 5º y 6º año, y se dio gracias al contacto continuo que la escuela tiene con la operadora.
Así los jóvenes vieron las torres de destilación, cómo se realiza el tratamiento del agua, el almacenamiento y cómo se ejecutan las distintas etapas de destilación del petróleo. También tuvieron la oportunidad de recorrer el resto de las instalaciones arriba de un colectivo, por cuestiones de seguridad.
Para ellos fue una experiencia única, tal como dijo Víctor y coincidió Diego. Por eso no querían dejar de agradecer tanto a quienes colaboraron con la compra de platos dulces, como a YPF que les permitió vivir esta experiencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico