Estudiantes universitarios "dan una mano" a los ingresantes para evitar la deserción

A través de un programa de tutores, estudiantes avanzados ayudarán a los que recién entran a la universidad en temas de sistemas de becas, estrategias de estudio y en casos específicos de la disminución del impacto de desarraigo.

Los estudiantes avanzados ayudarán a los ingresantes a adaptarse a la vida universitaria para retenerlos en la cursada. La iniciativa ya está en marcha en la Universidad Nacional de la Patagonia (UNPSJB), aplicado a todas las facultades y distribuida en las cuatro sedes en el territorio chubutense.
Ayer fue la presentación y primera capacitación del programa de igualdad de oportunidades en el ingreso, permanencia y egreso de los estudiantes, amparado por la Secretaría de Políticas Universitarias dentro de los objetivos de fortalecimiento institucional.
La secretaría académica de la UNPSJB, Liliana Balocchi, explicó en diálogo con El Patagónico que el plan involucra a estudiantes voluntarios de los últimos cuatro años. Cada facultad contará con seis tutores, en algunos casos tomaron estudiantes de distintas sedes para abarcar toda la provincia.
Es el caso de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, este año implementará un programa de ese estilo. En los casos de Ciencias Naturales, Ingeniería y Económicas cuentan con experiencia previa de programas propios y este año buscarán consolidarlo. Jurídicas también lo aplicará por primera vez este año.
"Es para no dejarlos solos y que tengan todos los elementos para recurrir a la ayuda que corresponda", señaló Balocchi. "El trabajo detecta a través de los pares situaciones por las que se vean impedidos de la trayectoria, qué los fortalece y cuáles son los principales problemas".
"Un tutor es un estudiante de los últimos años que hace un acompañamiento no académico sino más pedagógico porque se forma en técnicas de estudio. Así puede ayudar y orientar a su compañero. De ninguna manera reemplaza el contenido ni trabaja en las materias específicas, ese no es su rol", describió.
El rol del tutor tiene acción en tres áreas. En una se centra en el aspecto económico y de ese modo ofrecen información sobre las becas de la universidad y que otorguen otras organizaciones, los requisitos para acceder a ellas y, si fuera necesario, cooperando en la tramitación.
En el aspecto académico, el tutor asesora a los ingresantes en estrategias de estudio apropiadas para el nivel universitario. Si bien no explica las asignaturas, sí enseña las técnicas para adaptarse al ritmo de las cátedras. Además, ayuda en recomendaciones sobre los trámites académico-administrativos que implica la vida universitaria.
El tercer carácter donde el tutor pone los ojos en uno de tipo vocacional y socio-afectivo, recomendando actividades que ayuden a crear lazos solidarios con otros estudiantes. Esto apunta a los casos de desarraigo, entre otros. En cuanto a las dudas vocacionales, aplica a la Dirección de Orientación Educativa.
Los cupos fueron cubiertos en su totalidad. Son de seis por facultad con una mirada regional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico