Estuvo evacuado y ahora vive en la calle

Un grupo de voluntarios que se conoció mientras colaboraba con las tareas en el centro de evacuados que se habilitó en el Gimnasio Municipal N° 2 se encontró en las últimas horas con la triste sorpresa que una de las personas que asistieron vive a la intemperie bajo un par de chapas que le sirven de resguardo. Su nombre es Marcos Antonio y le buscan un lugar.

Las historias que dejó el temporal no paran de aparecer como las necesidades que aún están sin cubrir. A través del grupo de Facebook, que habilitaron voluntarios que trabajaron durante el temporal, se conoció la historia de Marcos Antonio. Se trata de un adulto mayor que los días posteriores al 29 de marzo estuvo entre las decenas de evacuado que se asistió en el Gimnasio Municipal y ahora vive en la calle.

"Él nos dice que el Gimansio está para gente que lo necesita más pero nosotros creemos que él lo necesita igual, tiene problemas en una pierna y vivir en las condiciones que está viviendo no puede ser", relató Dario un vecino de las 1311 viviendas que sigue trabajando en la asistencia en los barrios con la gente que conoció durante el temporal. "Nosotros le llevamos leña y comida de la que hace una compañera pero él necesita una casa", resumió.

MARCOS2.jpg


Marcos Antonio le comentó a los voluntarios que él solía trabajar cuidando y manteniendo de chacras y que de ese modo conseguía un techo también donde dormir. "Por eso nosotros pedimos que si alguien necesita un sereno o cuidador en un campo que lo tenga en cuenta y sino quien corresponda que le dé un techo porque no puede estar así", requirió Dario quien además dejó su número de teléfono para quien pueda colaborar con el pedido 2974618085.

"AYUDEMOS QUE SE PUEDE"

Darío y Eliana, se conocieron en el Gimnasio Municipal N° 2 cuando uno se dedicaba a salir a los barrios con agua y alimentos para repartir mientras otro elaboraba las viandas calientes para las personas que habían perdido todo. No son los únicos, muchas personas más quedaron en contacto y se siguen comunicando para hacer llegar todavía una mano a los barrios más alejados. "Todavía llevamos cuando podemos lo que tenemos porque no somos parte de ningún partido ni sindicato, ni nada. Pero conseguimos donaciones y la llevamos puerta por puerta a quien lo necesite", explicó Darío.

Para quienes quieran colaborar con la donación de leña, alimentos o agua se habilitó una página de Facebook, donde además llegan numerosos pedidos, que se denomina "Ayudemos Que Se Puede".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico