Evo Morales calificó de "delincuente confeso" a un periodista de la CNN

El presidente de Bolivia, Evo Morales, calificó ayer de "delincuente confeso" al periodista mexicano Fernando del Rincón, de la televisora estadounidense CNN en Español, al que acusa de haber entrevistado a un niño con el que se intentó suplantar a un supuesto hijo suyo como parte de una presunta conspiración contra él, pese a que la nota no fue difundida.

Morales imputó a Del Rincón por tercer día consecutivo en una serie de mensajes que publicó ayer en su cuenta de Twitter, después de haber afirmado el sábado que CNN "no tiene ética" y "le miente al mundo", y anunciado el viernes que querellaría al periodista.
"El periodista Del Rincón sabía que no existía el niño", dijo Morales en el primer mensaje de ayer, y agregó: "¿Por qué no lo denunció en su momento? Como no denunció es un delincuente confeso."
En los otros tuits sostuvo que "como Del Rincón no denunció, cometió delito de trata y tráfico de personas y violó Ley de la Niñez con cárcel de cinco a 10 años en Bolivia", y que "CNN no debe encubrirlo".
Morales dijo el viernes a periodistas que iniciaría una causa judicial contra Del Rincón "y los operadores" de la supuesta entrevista al niño, por considerarlos "coautores de los delitos de apología pública, asociación delictuosa, encubrimiento y complicidad".
El presidente sostiene que Del Rincón y CNN formaron parte, junto a "la derecha" boliviana, de una supuesta conspiración porque, según él, no informaron sobre la falsedad de su presunto lazo familiar con el niño.
Del Rincón rechazó el viernes las acusaciones de Morales y sostuvo que en el curso de su investigación no halló evidencias ni indicios "para descartar o confirmar la existencia" del supuesto hijo del mandatario.
"En un acto responsable, ético, vertical y profesional, totalmente contrario a una conspiración, la decisión fue no transmitir los elementos de la misma (la investigación)", subrayó Del Rincón en un mensaje divulgado por el sitio web de CNN en Español.
La agencia noticiosa estatal ABI afirmó que Del Rincón estuvo en Bolivia entre el 4 y el 6 de mayo pasados, según datos de la Dirección General de Migración, y entrevistó al niño el 5 de mayo en el hotel Camino Real, según "pruebas corroboradas por el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero".
En esos días, la justicia boliviana aún investigaba si el supuesto hijo de Morales y la abogada Gabriela Zapata vivía o no.
Solo el 11 de mayo fue publicado el fallo de la jueza Jacqueline Rada, quien afirmó que "se ha evidenciado que no existen registros que acrediten y confirmen la existencia física" del supuesto hijo de Morales.
También a través de Twitter, Morales señaló que "si CNN no respeta la verdad ante un presidente y ante un país de América latina, significa que CNN no tiene ética; CNN le miente al mundo".
"Pregunten a Del Rincón, de CNN en Español, quiénes lo contactaron para sumarse al golpe mediático y político en Bolivia", añadió el jefe del Estado.
A la vez, Guerrero anunció que "en los próximos días" el Ministerio Público citará a declarar a Del Rincón, aunque no especificó a través de qué vía y aclaró que no existía una denuncia formal contra el periodista.
El caso del supuesto hijo es derivado de un escándalo surgido a comienzos de febrero, en plena campaña para el referendo del 21 de ese mes, en el que la mayoría de los bolivianos derrotó la aspiración de Morales de postularse a una nueva reelección.
En aquella ocasión, Morales y Zapata fueron acusados de tráfico de influencia porque la empresa de capitales chinos donde la última trabajaba como ejecutiva había sido beneficiada con la concesión de numerosos contratos de obras públicas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico