Ex asesor municipal de Sarmiento no pudo ser imputado por falta de fundamento fiscal

Se trata de la investigación que se inició contra el ex asesor legal de la Municipalidad de Sarmiento, Carlos Cervino, sospechado de haberse quedado con dinero de deudas de morosos. El juez ayer tenía previsto formalizar la causa por el delito de peculado. A pedido del abogado defensor consideró que la calificación legal de la Fiscalía debe ser corregida.

La fiscal Laura Castagno tendrá quince días para fundamentar en forma adecuada el delito que desea investigar contra el ex funcionario Carlos Cervino (57). Luego de ello, el juez Alejandro Rosales volverá a reunir a las partes para decidir si formalizará la investigación por el supuesto perjuicio de las arcas municipales de Sarmiento.
La audiencia de apertura y formalización de la investigación preparatoria de juicio se desarrolló en la Oficina Judicial. La fiscal describió que Cervino actuaba como funcionario público cuando habría tomado intervención en varias ejecuciones fiscales por deudas de impuestos.
El denunciado había sido designado como asesor legal de la Municipalidad en diciembre del 2011 mediante resolución 1.436/11, suscripta por el entonces intendente Sebastián Balochi y por el ex secretario Coordinador de Gabinete, Héctor Luis Serrats.
La acusadora pública precisó que dichas actuaciones se tramitaron ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral, Rural y de Minería. En las ejecuciones donde existían fondos se solicitaba que se librara orden de pago a nombre de Carlos Cervino.
Esas órdenes eran suscriptas por el juez y secretaria actuante del mencionado tribunal y entregadas al ex asesor bajo constancia. Este concurría a la sucursal del Banco del Chubut y cobraba esas ejecuciones por ventanilla. Una sola fue depositada en su caja de ahorro personal. Para la Fiscalía las sumas percibidas no fueron ingresadas a las arcas municipales.
Mediante esta operación, sostuvo Castagno, Cerbino cobró $191.198.63, los cuales no ingresaron a las cuentas del Estado municipal. Detalló los dieciséis casos investigados y calificó el presunto delito como peculado, según los artículos 161 y 45 del Código Penal. Tras todos esos detalles la fiscal pidió que se formalice la investigación por el plazo de seis meses.

FACULTADO PARA COBRAR
Francisco Romero, defensor del ex asesor, presentó copias de tres contratos convenidos entre su cliente y la Municipalidad. Los dos primeros acuerdos fueron firmados durante los años 2012 y 2013, y el último en enero de 2015. Este aún no ha concluido.
El abogado comodorense explicó que en las distintas cláusulas del contrato se establecía que Cervino fue contratado para la prestación de servicios como abogado en el cobro de deudores morosos. En su análisis el ex asesor no actuaba como funcionario público, sino como un abogado.
Para Romero no se configuraba delito de peculado porque no hubo sustracción de fondos públicos. "Cervino estaba facultado para cobrar y no tenía la obligación de depositar los fondos en las arcas municipales. El convenio establece que la rendición de cuentas se realizaría una vez que el cliente se lo pidiera bajos las formas establecidas en el contrato", argumentó.
En ese contexto, el penalista pidió al juez que rechace el pedido de apertura de la investigación realizado por la Fiscalía. En su resolución, el magistrado razonó que la calificación legal de la fiscal debe ser corregida y entonces el sospechoso tiene derecho a saber claramente de qué debe defenderse. Por ello, el magistrado otorgó un plazo de quince días.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico