Falleció "el mariscal" Ramírez

A los 55 años, ayer a la madrugada falleció Claudio Ramírez, más conocido como "el Mariscal" y por ser fundador y parte importante de los 113 Vicios, la banda de rock más convocante de Comodoro Rivadavia y los alrededores. Sus restos serán sepultados hoy al mediodía en el cementerio Oeste.

A las 5.30 de la madrugada de ayer, y luego de estar varios días internado, falleció Claudio "el Mariscal" Ramírez, guitarrista fundador y parte esencial de los 113 Vicios, la banda de rock más convocante e importante de Comodoro en particular y de la Patagonia en general.
"El Mariscal" se fue como vivió, por un lado peleando contra la enfermedad que lo acosaba hace años, pero también tranquilo y con esa humildad que conocieron su familia, amigos y los miles de comodorenses que disfrutaron de su música.
Su restos fueron velados en una sala de la avenida Yrigoyen en un clima acorde con el que en vida eligió el artista: el mismo perfil bajo con el que desde la guitarra hacía lo suyo y potenciaba al resto.
Por la sala B de la Yrigoyen entre otros pasaron Titín Naves, que lo despidió como "su hermano" y al que le deseó "buen viaje", y "Alakrán" Márquez, quien acompañó a "el Mariscal" en el momento previo a la partida, y que lo definió como "un único" y "un compañero de ruta del rock and roll y la vida".
También estaba su madre, que hace poco también e inesperadamente vio partir a otro hijo, Omar, otro músico excepcional, y su hija Sally, quien a sus 16 años se hizo cargo de la dura situación.
Por la sala B y por la vida de “el mariscal” también pasó Sebastián Guerreiro, el realizador de "Desde el sur hacia ninguna parte", ese documental que no solo reflejó la historia de la banda, sino que también le dio definitivamente un lugar documentado en la historia de Comodoro, la región y varias generaciones que tuvieron y tienen a los 113 como bandera.
"Ramírez fue un grande, sobre todo porque siempre fue el mismo. Nunca cambió, y esto se lo valoran todos los que siguieron a los Vicios como sus amigos y su gente. Estamos ante una gran pérdida", acotó el periodista.
"El Mariscal" fundó a fines de los 80 los 113 Vicios con Titín, Alakrán y otros dos músicos que se adelantaron a la gira: José Luis Jara y Marcos Azocar. Ramírez, como él mismo decía, "entraba y salía de los Vicios", pero la banda sólo era la banda cuando estaban él con su guitarra, nunca en primer plano, pero siempre marcando los ritmos, que no solo eran musicales sino también de rebeldía.
El propio Ramírez decía que él era un "laburante de la música; no un talentoso", algo que muchos pueden discutir solamente a partir de esa obra maestra que, sin ensayos y con un encendedor bic a falta de slide, quedó plasmada en la grabación, junto a Titín, de una de las canciones más hermosas de los Vicios como “Veneno de muerte lenta”, que dice, entre otras cosas: "Me voy amando las cosas que ya no tengo Me voy amando las cosas que nunca tendré".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico