Falsos policías

Los hechos delictivos por los que están siendo investigados los inspectores de Tránsito ocurrieron durante la mañana del 10 de marzo. El primero se produjo alrededor de las 4, cuando la víctima circulaba con su vehículo y fue obligada a detenerse por dos individuos, que presuntamente eran Mauro Cárdenas y Facundo Garbarino.
De acuerdo a la imputación de la Fiscalía, a través del equipo de comunicaciones que utilizan para el trabajo municipal, simularon pedir el estado del dominio del automóvil y los papeles del auto, identificándose como miembros de la Brigada de Investigaciones.
Le informaron a la víctima que el vehículo tenía pedido de secuestro y que si quería llevárselo debía pagar. Al verse intimidada, la víctima entregó el dinero que poseía y antes de retirarse le dijeron: "no vayas a la Fiscalía a hacer la denuncia porque no me cuesta nada encapucharme y hacerte cagar".
El segundo incidente, según la Fiscalía, ocurrió el mismo día alrededor de las 6, cuando una segunda víctima fue interceptada presuntamente por ambos imputados. Esta vez lo hicieron detener y se bajaron Garbarino y Cárdenas portando bastones extensibles, señala el relato fiscal.
También dijeron pertenecer a la Brigada de Investigaciones y advirtieron que le iban a secuestrar el vehículo. Como no tenía el dinero suficiente que le exigía uno de ellos se subió a su vehículo y lo acompañó hasta el cajero automático para que retirara dinero. En el viaje le aplicó descarga eléctrica con una picana y cuando ingresó al cajero a retirar dinero le hizo señas de auxilio a un testigo que advirtió lo ocurrido y llamó a la policía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico