Familia de Las Flores reclama respuestas

La Secretaría de Infraestructura, Obras Públicas y Servicios del municipio, por solicitud de la Oficina de Defensa Pública, se comprometió a realizar un drenaje y un muro de contención en el interior del terreno de una familia, por las filtraciones que se producen desde hace varios años.

Julio Yáñez vive en una casa de la calle Huergo al 2.595 del barrio Las Flores. Desde hace meses espera que el Municipio cumpla con su promesa de construir un drenaje y muro de contención que permitiría sanear una filtración que afecta a su terreno y que ante la llegada del invierno amenaza a la vivienda en la que vive.
El hombre decidió denunciar el hecho ante El Patagónico luego de haber recibido nulas respuestas ante sus reiterados reclamos, pese al compromiso que en agosto de 2015 realizó la Secretaría de Infraestructura, Obras Públicas y Servicios del Municipio, dando cumplimiento a una solicitud de la Oficina de Defensa Pública.
“Hace años que tenemos la filtración de agua. No se sabe por qué, pero esto no da para más. Con el Municipio vengo peleando desde hace años; llevan agua; hacen la muestra y queda en la nada. Lo último fue el compromiso para empezar el drenaje, pero no pasó nada", indicó.
“Esto me está perjudicando. En diciembre tuvimos una lluvia y se nos empezó a inundar todo. Mi mujer fue a ayudarme y terminó perdiendo un embarazo. Necesitamos respuestas”, agregó.

ANTIGUO PROBLEMA
Los inconvenientes de Yáñez datan de bastante tiempo. Según atestiguó con diversas notas presentadas al Municipio, e incluso publicaciones periodísticas, desde 2010 comenzó a sufrir por las condiciones del terreno, situación que se hace más grave por las inclementicas del tiempo, principalmente durante los temporales.
Por esta situación el Municipio ya realizó un primer drenaje, el cual evidentemente quedó mal hecho. Es que en el terreno hoy la humedad atrapa todo a su paso, afectando el interior de la vivienda e íntegramente el patio trasero.
La situación es preocupante ante la inminente llegada del invierno. Por esta razón, Yáñez reclama respuestas urgentes y que se realice la obra. La misma se divide en dos etapas, según el compromiso asumido por la comuna.
En la primera se pondría en funcionamiento el drenaje existente, con limpieza y desobstrucción de la cañería. La segunda sería su replanteo y construcción de una empalizada con caños tubing, correas y chapa acanalada con la cual se evitarían los desprendimientos de talud, trabajo que se iba a realizar en octubre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico