Familiares de 14 víctimas de homicidios exigieron justicia en las calles céntricas

La ruidosa marcha convocó a unas 250 personas entre familiares y amigos de víctimas de asesinatos ocurridos en los últimos años en Comodoro Rivadavia. Todos levantaron la foto de su ser querido para reclamar que los estamentos judiciales actúen y les den respuestas, ya que muchos de esos casos están sin esclarecer. "Vamos a seguir buscando justicia que la necesitamos y a decir basta Comodoro", señaló un tío de Lucas Díaz, familia que encabezó la convotatoria.

La numerosa manifestación fue organizada por Diana Díaz, la hermana de Lucas Díaz (35), quien fue asesinado el 26 de octubre del año pasado en el bar "Los Troncos" del barrio Jorge Newbery. En su lucha fue conociendo a otros familiares que padecen el mismo dolor y esta vez convocó a más de doscientas personas.
Ante su pedido de marchar por las calles céntricas concurrieron familiares y amigos de Mauro Villagra, Daniel Gatica, Domingo Expósito Moreno, Anahí Tamara Copa, Félix Maturano, Angel Domínguez, Sergio Faúndez, Nelson Godoy, Víctor Ruiz, de los hermanos Eliana, Franco y Diego Epulef, Juan José Márquez, Nicolás Araneda y Nelson Ñancufil.
La mitad de esos casos tiene imputados o condenados, mientras la otra mitad permanece sin esclarecer.
Muchos de los crímenes que continúan impunes se registraron hace varios años y la Justicia todavía no dio respuestas. Por primera vez muchas de las madres que siguen llorando a sus hijos salieron ayer a la calle para pedir justicia y para que no le vuelva a pasar a ningún otro chico.
Con bombos, silbatos y tapas de ollas los manifestantes se concentraron en la plaza de la Escuela 83. Los carteles de "toque bocina" para los automovilistas ponía el clima de un ruidoso reclamo. A medida que avanzaron por San Martín los familiares se pasaban el megáfono y nombraban a cada una de las víctimas.
Como suele suceder en este tipo de marchas se pudo observar la indiferencia de la gente que paseaba por el centro o estaba en el interior de tiendas o confiterías. No obstante, los familiares de víctimas gritaban con mayor fuerza por justicia.
La multitud en su recorrido primero se detuvo frente a la Unidad Regional de Policía, donde gritó con mayor fuerza para pedir justicia por quienes ya no están. A los cien metros por Rivadavia la manifestación se acercó hasta las puertas del edificio municipal y finalmente lo hizo frente al Concejo Deliberante.
La marcha concluyó en la plaza donde se inició con la satisfacción de la unidad entre quienes están dispuestos a seguir reclamando justicia y que los culpables paguen en los términos que dicta la ley.

EL MISMO DOLOR
Diana Montecino, quien perdió a tres hijos, se hizo presente una vez más en una marcha y llevó la foto de su hijo Diego Epulef para pedir por el esclarecimiento de la causa. "El mismo dolor que ellos sienten yo lo siento triple porque perdí tres hijos. El dolor lo llevo en mi corazón", señaló entre lágrimas la mujer que concurrió sola a la convocatoria.
En tanto, Silvia Morales, tía de Juan José Márquez –fue asesinado a golpes el 11 de mayo de 2015 en un descampado del Cordón Forestal- manifestó: "vine para acompañar a mi hermano porque no sabemos nada de la causa. Me parece muy bien la marcha y espero que participen más personas porque hay gente que cree que nunca le va a pasar".
Mientras, Juan José Valdez, tío de Lucas Díaz, sostuvo: "la pelea que hay que iniciarla con todos los familiares que están acá porque ya no puede haber ningún caso más impune. Hoy el intendente no está, lo invitamos, estaba comprometido y no mandó a nadie. Estamos solos para siempre, la familia está sola", cuestionó.
Sin embargo, "ahora estamos más unidos que nunca. Si Dios quiere vamos a seguir buscando justicia que la necesitamos".
Asimismo, Diana Díaz, comentó: "estamos todas las familias unidas en el mismo dolor pidiendo justicia. Basta de muertes, Comodoro tiene que ser más solidario. Hoy nos tocó a nosotros, mañana podés ser vos", reflexionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico