Familiares de la mujer asesinada y del hombre que murió en un vuelco donaron sus órganos

La ablación de órganos de Daniela Vanesa Farías y de José Hermegildo Valenzuela se realizó entre el viernes y ayer en el Hospital Regional. El proceso estuvo encabezado por especialistas del INCUCAI. Corazón, riñones, córneas y páncreas fueron extraidos con la autorización de las familias de los fallecidos. Son la segunda y tercera ablaciones que se realizan en Comodoro Rivadavia en el mes y en lo que va de este año.

El viernes fue un día trágico en Comodoro Rivadavia ya que durante la jornada se registraron dos muertes en el Hospital Regional.
La primera fue la de José Hermegildo Valenzuela (36) quien falleció sobre las 10 cuando se encontraba en terapia intensiva producto de las heridas que había sufrido horas antes en un accidente con su Ford Fiesta en la zona denominada "Curva del Papa" de la ruta Nacional 3.
La segunda muerte se registró a las 19 y fue la de Daniela Vanesa Farías (38). Había sido internada el miércoles a la noche como resultado de los profundos cortes que sufrió a la altura del corazón, pulmones, brazos y rostro. Las lesiones se las asestó su ex pareja con un cúter.
Los familiares de ambas víctimas decidieron autorizar la ablación de órganos de sus seres queridos para mejorar la vida de otras personas.
La ablación a Farías se realizó el viernes. Mientras que el proceso quirúrgico a Valenzuela se llevó a cabo ayer por la tarde. Ambas intervenciones se desarrollaron en una sala de terapia del Hospital Regional.
Cinco profesionales del Instituto Nacional Central Único Coordinador deAblación e Implante (INCUCAI), que prestan servicio en los hospitales Italiano y Británico de Buenos Aires, llegaron ayer a esta ciudad para realizar la extracción de corazón, riñones, córneas y páncreas de Valenzuela. Mientras que los riñones y córneas de Farías fueron extraídos por un equipo médico comodorense. El destino de los órganos estará marcado por la lista de prioridades del INCUCAI.
Según informaron fuentes médicas a El Patagónico, los profesionales que trabajaron ayer determinaron que en primera medida se extrajera el corazón para luego ablacionar los riñones, córneas y páncreas. Cada una de esas operaciones les llevó a los especialistas entre 30 y 40 minutos para que todos los órganos lleguen en condiciones adecuadas para su trasplante.
El primer traslado de órganos de ayer hacia el aeropuerto se realizó a las 18 y contó con la colaboración de personal de Defensa Civil y Dirección de Tránsito. Las seccionales de policía Primera, Mosconi, Palazzo y Kilómetro 8 también participando del operativo de seguridad, coordinando el tránsito a lo largo de la ruta y acompañando la ambulancia del Hospital Regional y la camioneta que trasladaba a los cirujanos.

CONCIENCIA
Y COMPROMISO
El subsecretario municipal de Seguridad, Antonio Zúñiga, destacó que el operativo de traslado demandó una tarea en promedio de 8 minutos entre el aeropuerto y el hospital y viceversa. "Armamos el operativo sobre la marcha porque autorizaron la ultima ablación en horas de esta mañana (por ayer) pero trabajamos con seguridad y compromiso porque sabemos la importancia que significa un acto de esta magnitud", dijo.
Mientras, Juan Fernández –representante del INCUCAI en esta ciudad- subrayó la tarea de los especialistas durante el proceso y manifestó la conciencia que se ha generado en la población con estos casos.
"Es un fruto que estamos cosechando luego de muchísimos años de trabajo y es una gran satisfacción saber que la gente toma conciencia de la magnitud que tienen estos hechos", detalló.
Además, el médico puntualizó que gracias a estas intervenciones se verán beneficiadas hasta siete personas en todo el país.
"El porcentaje de ablaciones en Comodoro Rivadavia continúa siendo alto, pero continuamos hablando con los responsables del área de la región para mejorar el sistema de donaciones", afirmó.






Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico