Familias que no recibieron viviendas reaccionaron contra el municipio

Sentimientos de bronca, indignación y alegría se vivieron ayer en la ciudad del Gorosito luego de que en la madrugada del domingo se realizara la entrega de 150 viviendas del plan Techo Digno. Los adjudicados manifestaron su satisfacción, mientras que los que deben seguir esperando por su casa propia protagonizaron un agitado reclamo en el edificio central del municipio.

Caleta Olivia (agencia)

En las primeras horas de la mañana más de un centenar de personas inscriptas tanto en el Plan Techo Digno como en el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV), se manifestaron en el acceso al edificio municipal exigiendo explicaciones a las autoridades de por qué fueron dejadas de lado a la hora de la improvisada designación de adjudicatarios.
A mediodía se permitió el ingreso de cinco representantes del grupo y hubo una acalorada discusión que incluyó insultos hacia funcionarios municipales y provinciales.
Los voceros exigían respuestas ante los diputados Gerardo Terraz y Sergio Bucci; el presidente del Concejo Deliberante, Javier Aybar, y dos referentes del Ejecutivo comunal, aunque entre ellos no estuvo el secretario de Servicios, Cristian Bazán, responsable de entregar las viviendas.
La vecina Angela Montenegro, que se encuentra inscripta en el IDUV, les manifestó su enojo asegurando que gran parte de los adjudicados "tienen menos puntaje que nosotros".
Lo propio hicieron los otros cuatro ciudadanos, Carlos Fleitas, Silvana Olmos, Pamela Caro y Alejandro Serrano, quienes dieron a conocer su situación personal y la del resto de los vecinos.
Montenegro indicó que "'la Tucumana' y 'la Marrón' nos borraron del listado y pusieron a su gente. Siento mucha impotencia y no quiero que esos hijos de puta se queden con mi casa; soy nacida y criada acá".

"ENTRE GALLOS Y MEDIANOCHE"
Por su parte, Terraz admitió que el intendente Facundo Prades (que no se encontraba en la ciudad) reconoció que algunas cosas se habían manejado mal. En ese sentido, indicó que "se entregaron las casas entre gallos y medianoche porque nos llegó información que iban a usurpar. Nosotros teníamos un listado de preadjudicación y no queríamos que otra vez se ocupe ilegalmente un barrio; por eso entregamos las viviendas, pero ahora vemos que fue un error".
Al mismo tiempo, aclaró que las mismas pertenecen al Plan Techo Digno y no al IDUV, "y tenemos entendido que son 42 las familias que ingresaron y tenían carpeta en ese organismo provincial, lo cual fue otro de los errores que cometimos".
En este punto detalló que "en total son 150 casas. Quince se entregaron a la cooperativa San Jorge por convenio con el intendente anterior (José Córdoba); 10 que corresponden a Policía; 42 se entregaron al IDUV y 13 fueron usurpadas", por lo que solo 70 fueron ocupadas por gente inscripta en Techo Digno.
Terraz dijo que luego de publicarse los nombres de los adjudicados, los voceros deberán elaborar y presentar en cinco días hábiles un listado con sus objeciones.
Al mismo tiempo, indicó que "las casas que correspondían del IDUV están usurpadas y Pablo Grasso (presidente de ese organismo) tiene que hacerse cargo de que la Justicia acelere las cosas para que les den las casas a ustedes".
No obstante, el legislador provincial fue tajante al considerar que "hay muchos actores políticos de la gestión anterior a los que se les terminó el curro con los terrenos, cooperativas y planes y que fogonean todo esto para que estemos así".
Añadió que "nosotros vamos a hablar con la Policía y la Justicia para pedirles a los que usurparon que se retiren por su propia voluntad. Por eso les pedimos que confíen en que vamos a hacer todo lo que está a nuestro alcance porque sabemos que esas casas les corresponden a ustedes".
Finalmente hizo saber que "desde Desarrollo Social de la comuna vamos a pedir el acompañamiento de la fuerza pública para hacer un relevamiento de las 13 viviendas usurpadas y de otras que sabemos que le pegaron a la gente para sacarla y ocuparlas".

PROTECCION
Mientras en el edificio municipal se producían fuertes discusiones, los vecinos que resultaron beneficiados "protegían" sus viviendas ante el temor de que las autoridades comunales cambiaran de opinión, pero también por la posibilidad de que fueran desalojados por usurpadores que hasta la tarde de ayer aún merodeaban por el lugar.
Cabe mencionar que con antelación personas desconocidas les habían sustraído elementos sanitarios, calefactores, termotanques, cocinas e incluso mesadas y alacenas completas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico