Fatiga visual: ¿qué ajustes en el entorno pueden ayudar a reducirla?

El ojo seco es una enfermedad multifactorial de la película lagrimal y la superficie ocular que causa síntomas de malestar ocular, trastornos visuales e inestabilidad de la película lagrimal con daño potencial de la superficie ocular.


Estar sentado mucho tiempo en un escritorio frente a una computadora puede generar o incrementar esta patología por lo cual la Academia Americana de Oftalmología ofrece consejos sencillos para evitar ojos secos o molestias oculares en el lugar de trabajo.
La buena disposición de la espalda y comodidad en el cuello a la hora de trabajar son importantes para mejorar el ojo seco. Además se debe contar con la ergonomía adecuada del escritorio.
Por otro lado, centrarse en la letra pequeña durante horas puede provocar fatiga visual, cansancio y dolores de cabeza. Mirar la pantalla durante largos períodos también puede dejar los ojos resecos, rojos y con sensación de arenilla.
Una de las razones por la cual el ojo seco afecta a los usuarios de una computadora puede tener que ver con el parpadeo. Cada vez que el párpado se cierra, se lava la humedad sobre la parte frontal del ojo. Normalmente, la gente parpadea aproximadamente 14 veces por minuto o menos, pero se ha demostrado que por enfocar los ojos en las pantallas de una computadora u otras pantallas digitales se reduce la frecuencia del parpadeo de una persona de un tercio a la mitad, lo que conlleva a la desecación de los ojos.
Entonces, para ayudar a evitar el ojo seco y la fatiga ocular en el lugar de trabajo se deberán seguir estos consejos de ergonomía del ojo propuestos por la Academia Americana de Oftalmología, los cuales desde el Servicio de Oftalmología del Hospital Italiano de Buenos Aires, que cuenta con un Departamento de Superficie Ocular, formado por un equipo de especialistas dedicado al tratamiento del Ojo Seco, compartimos:
1. Mantenerse trabajando a la distancia del brazo: Los ojos tienen que trabajar más para ver de cerca que de lejos. Si se tiene una PC de escritorio, se debe intentar colocar el monitor de 25 pulgadas lejos de la cara. Si no se cuenta con una cinta métrica, entonces se deberá poner la pantalla a un brazo de distancia. Es posible que se tenga que ajustar el tipo de letra para parecer más grande en ese tipo de distancia.
2. Tener cuidado del deslumbramiento frente a la pantalla: Mientras que muchos de los nuevos móviles y ordenadores portátiles tienen pantallas de cristal con una excelente calidad de imagen, también producen un fuerte resplandor que puede agravar los ojos. Si se utiliza un dispositivo de pantalla de cristal, se debe probar un filtro mate para la misma.
3. Darle a los ojos un descanso: Así como el síndrome del túnel carpiano por el uso excesivo puede dañar las muñecas, la tensión del ojo se produce después de períodos prolongados y continuos de lectura sobre el papel o la visualización de las pantallas digitales de cerca. Seguir la regla 20-20-20: tomar un descanso cada 20 minutos al ver un objeto de 20 pies (6 metros) de distancia durante 20 segundos. Mirar a la distancia permite a los ojos relajarse.
4. Desafiar el ojo seco: Muchos edificios de oficinas nuevos tienen entornos con control de humedad que absorben la humedad del aire. En invierno, los calentadores de alta temperatura pueden secar aún más los ojos. Es conveniente probar con un humidificador para añadir humedad al escritorio en forma localizada y mantener lágrimas artificiales a mano para ayudar a lubricar los ojos.
5. Iluminación: Cuando la pantalla es mucho más brillante que el entorno, los ojos tienen que trabajar más para ver. El ajuste de la iluminación ambiental puede reducir la fatiga visual. Además, se debe tratar de aumentar el contraste en el monitor.
"Tengo muchos pacientes que trabajan largas horas en un consultorio médico y puede ser irritante para los ojos, causando sequedad, tensión, incluso visión borrosa", argumentó la Dra. Natasha Herz, portavoz clínica de la Academia Americana de Oftalmología. "Por suerte, cambiando algunas cosas simples en su entorno y en su escritorio se puede ayudar a resolver algunos de estos problemas", agregó.
Para finalizar podemos decir que además de todas las medidas , no debemos olvidarnos que existe un tratamiento médico con lágrimas artificiales y un tratamiento quirúrgico mínimamente invasivo como lo es la colocación de unos pequeños dispositivos en los conductos lagrimales denominados Punctum Plug, reservados para aquellos casos donde las molestias visuales son de mayor sintomatología.
Aquellos que experimentan enrojecimiento o dolor constantes en los ojos, deben visitar a su oftalmólogo de confianza.

Por el Dr. Fernando Giusio, Periodista Médico, Jefe Sección Oftalmología Legal y Ocupacional del Servicio de Oftalmología del Hospital Italiano de Buenos Aires (Matrícula Nacional N° 90.355 y Matrícula Provincial N° 330.272)

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico