Federer y Wawrinka jugarán una de las semifinales de Australia

Roger Federer superó al alemán Mischa Zverev por 6-1, 7-5 y 6-2, mientras que su compatriota Stan Wawrinka dejó en el camino al francés Jo-Wilfried Songa por 7-6, 6-4 y 6-3.

El suizo Roger Federer, 17mo. en el escalafón mundial, superó ayer al alemán Mischa Zverev (50mo.) por 6-1, 7-5 y 6-2, en dos horas y 32 minutos de juego, y se clasificó semifinalista del Abierto de tenis de Australia en donde jugará ante su compatriota Stan Wawrinka.
Federer se impuso con comodidad al vencedor del número del mundo, el británico Andy Murray, en el Rod Laver Arena demostrando que a sus 35 años su jerarquía se mantiene intacta.
El suizo sumó nueve saques directos, rompió seis veces el de Zverev y acumuló 65 golpes ganadores, más del doble de su rival, mientras que terminaron ambos con 13 errores no forzados.
"Por favor papá, no pierdas, queremos estar aquí más tiempo", dijo Federer que le habían pedido sus hijas, y él obedeció, pasando a jugar la 13ra. semifinal en Melbourne Park, que lo ubica a sólo una del récord de haber llegado a esa instancia en un grand Slam en poder del estadounidense Jimmy Connors con 14 en el Open de su país.
Federer es el jugador de mayor edad en alcanzar la penúltima ronda del primer Open de la temporada, con 35 años y 174 días, superando al estadounidense Arthur Ashe (35 años y 177 días), que lo logró en 1978, señaló EFE.
El cuatro veces campeón del Abierto de Australia se medirá ahora contra Wawrinka, con 85 partidos jugados en el Grand Slam de Melbourne y solo 13 derrotas.
Wawrinka (4to.) llegó a esta instancia tras vencer al francés Jo-Wilfried Tsonga (12do) por 7-6 (7-2 el tie break), 6-4 y 6-3, en dos horas y 15 minutos.
"Será un gran partido, la última vez me "mató" en el US Open, Roger estaba jugando mejor que yo, moviéndose muy bien, muy agresivo. Ahora se verá un partido muy interesante porque él está jugando muy bien desde el inicio de los partidos, sólo tuvo algunas dudas en las primeras dos rondas, pero desde entonces ha volado sobre la cancha", dijo Wawrinka.
Wawrinka eligió la final del Masters 1.000 de Montecarlo 2014 como la mejor de sus tres victorias ante Federer: "Ganarle allí fue algo especial (4-6, 7-6 y 6-2), porque poco después gané mi primer Grand Slam. Fue una dura final y a tres sets, grandes recuerdos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico