Fernando Belasteguín: "al padel lo concibo como un deporte de pareja"

El jugador nacido en Pehuajó y radicado en España, es desde hace 15 años el número 1 del mundo en su disciplina. Actualmente comparte ese privilegio con su compañero brasileño Pablo Lima. La dupla invencible pasó por Comodoro Rivadavia y dejó enseñanzas que van más allá de lo estrictamente deportivo.

por Lorenzo Martins
l.martins@elpatagonico.net
Sin hacer ruido, pasó ayer por Comodoro Rivadavia la dupla de pádel número 1 del mundo, integrada por el argentino Fernando Belasteguín (37 años) y el brasileño Pablo Lima (30).
Ambos brindaron ayer por la tarde una conferencia de prensa en "La Esquina Paddle", donde también estuvieron presentes Fernando Barría (presidente de la Asociación de Jugadores de Padel de Comodoro Rivadavia), el árbitro Juan Ignacio Haiek y los jugadores David Gutiérrez (30º del mundo), Leonel Aguirre y Marcelo Barría, ambos de primer nivel nacional. También asistió el presidente del Ente Autárquico Comodoro Deportes, Othar Macharashvili. Por la noche deleitaron a todos con una exhibición.
Belasteguín, también conocido como "Bela", es el "Messi del pádel". Lleva 15 años como el número 1 del mundo y desde hace una década está radicado en Barcelona, España, donde formó una familia.
Más allá de ser el mejor del planeta en su disciplina, el jugador nacido en Pehuajó, Buenos Aires, sostiene que a su deporte no puede concebirlo desde la individualidad.
"Al padel lo concibo como un deporte de pareja. Por ahí, desde afuera, te puede parecer mejor uno que otro, pero yo veo una pareja, no a un jugador. Tuve la gran suerte de, primero, estar con Juan Martín Díaz durante 13 años, y hoy tengo la gran suerte de tener al lado a Pablo, que por la forma de jugar que tiene es el jugador más completo del circuito, y de quien puedo ir aprendiendo un montón de cosas", reconoció.
Lima destacó la "buena voluntad" para amalgamarse como equipo. "Si los dos ponen buena voluntad y están dispuestos a ajustarse, a ceder en determinados aspectos, la relación no es tan complicada. Lo difícil es cuando la pareja se junta y cada uno quiere hacer la suya", sentenció.

VIVIR DEL DEPORTE
Fernando Belasteguín está agradecido de que pueda solventarse con su deporte. "Tengo la suerte de vivir del padel. Cuando no juegue más, voy a tener que ir a trabajar como todo el mundo, pero mientras juegue me voy a esforzar mucho, porque entreno a la mañana y después tengo la suerte de ver crecer a mis hijos", enfatizó.
Al respecto, recalcó: "Yo digo siempre que me considero el deportista mejor pago del mundo, porque soy dueño de mi tiempo, a la tarde hago lo que quiero y eso no hay plata que me lo pague".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico