FIEL: una familia tipo necesita 10.580 pesos para no ser pobre

En comparación con abril de 2015, el costo de la canasta básica aumentó $3.105, ya que en el mismo mes de 2015 tenía un costo de $7.475, lo cual representa una suba del 41,5%.

La canasta básica porteña aumentó 7,8% en abril y una familia tipo necesitó ingresos por $10.580 para no ser pobre, según un estudio divulgado hoy por la Fundación FIEL.
Además, una familia tipo necesitó en abril un ingreso superior a los $4.524 para no caer en la indigencia.
Esa fundación estimó que el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que reúne artículos y servicios imprescindibles, aumentó 7,8% en abril comparada con marzo último.
Efectuando la misma comparación, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que está compuesta únicamente por alimentos mínimos indispensables, aumentó 2,7%.
En comparación con abril de 2015, el costo de la canasta básica aumentó $3.105, ya que en el mismo mes del 2015 tenía un costo de $7.475, lo cual representa una suba del 41,5%.
Respecto de diciembre último, el costo de la CBT aumentó 1.959 pesos, cuando se valorizaba en 8.921, aumentando 18,7% en los primeros cuatro meses del año.
Por su parte, la CBA, que costó en diciembre pasado 3.936 pesos, aumentó 588 pesos entre enero y abril, representando una suba del 14,9%, según los datos de FIEL.
Para no ser considerado pobre un adulto necesitó un ingreso mensual de 3.424 pesos, es decir 114,1 pesos por día, 1.464 pesos mensuales para no estar en la indigencia, lo que significó un aumento del 36,5% en forma interanual.
El estudio de Fiel de la valoración de la Canasta Básica Alimentaria y Canasta Básica Total, corresponden a las determinadas por el INDEC, en función de los hábitos de consumo de la población.
El INDEC anunció que recién en junio próximo dará a conocer el índice del costo de vida, sobre el cual se elaboran ambas canastas, dato que estaría disponible a partir de julio y que había sido suspendido por el anterior gobierno.
En relación a los costos de vida de una familia tipo, ayer se conoció el incremento que sufrirán en sus boletas los usuarios de telefonía fija. Después de 16 años, la empresas de telefonía fija acordaron con el gobierno nacional un aumento de tarifas, del 192 por ciento, que en el caso de Telecom rige a partir del 1 de mayo, y que Telefónica aplicará a partir del 15.
El valor del pulso se mantendrá pero el abono básico sube de 13 a 38 pesos, más IVA. En contraprestación, el Ejecutivo reclamó a las empresas ampliar los planes de tarifa plana para llamadas locales y de larga distancia nacional.
Mientras tanto, el ministerio de Comunicaciones, que dirige Oscar Aguad, negocia con las prestadoras de telefonía móvil la instalación de más antenas a cambio de bonificaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico