Fijaron para noviembre el juicio por el homicidio del periodista de Racing

En enero de 2013 fue encontrado asesinado a golpes en la pileta de la sede de ese club en el barrio porteño de Villa del Parque.

Un tribunal oral fijó para noviembre próximo el inicio del juicio a tres hombres acusados del crimen de Nicolás Pacheco, el periodista partidario de Racing Club que en enero de 2013 fue encontrado asesinado a golpes en la pileta de la sede del barrio porteño de Villa del Parque, informaron ayer fuentes judiciales.
El debate estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 23 de Capital Federal, integrado por los jueces Carlos Rengel Mirat, Luis María Rizzi y María Cecilia Maiza.
Fuentes judiciales informaron a Télam que los jueces definieron que se llevarán a cabo tres audiencias el 10, 11 y 18 de noviembre.
En el banquillos de los acusados estarán Enrique Rulet (31), alias "El boxeador"; Aníbal Domínguez Butler (59), alias "Vaquero"; y Juan Carlos Rodríguez (25), alias "el Turu; todos ellos procesados por el delito de "homicidio simple", que prevé una pena de entre 8 y 25 años de cárcel, dijeron los informantes.
En tanto, Patricio Reynoso Gerson (32), quien en una primera etapa de la instrucción de la causa estuvo imputado de "encubrimiento" finalmente fue sobreseído por decisión de la Cámara de Casación Penal.
"Si Racing como institución hubiese acompañado como corresponde, por un socio asesinado en una de sus sedes, nosotros hubiésemos resuelto el caso con mayor celeridad", dijo a Télam Estela Gómez, madre de Pacheco (32), quien era periodista e hincha del club de Avellaneda.
El hecho que se ventilará en el debate oral fue descubierto alrededor de las 6.30 del 24 de enero de 2013, cuando personal de la comisaría 47ª de la Policía Federal Argentina (PFA) halló al periodista muerto, vestido sólo con calzoncillos, en la pileta de la sede social del club ubicada en Nogoyá 3045 de Villa del Parque.
De acuerdo a los investigadores, Pacheco había concurrido a la sede la noche anterior para compartir un asado con conocidos en el sector de parrillas del predio.
Si bien en un principio se sospechó que Pacheco había muerto de forma accidental al apartarse del grupo y caerse desde un sobretecho en altura al sector de la pileta, el fiscal que instruyó la causa, Marcelo Retes, determinó que el periodista fue asesinado a golpes durante una pelea.
"La dirigencia de ese entonces y la actual, que es la continuidad de la anterior, se acopló a la versión de los acusados en vez de buscar la verdad de lo que pasó esa noche", aseguró Estela.
Mientras, los sospechosos declararon inicialmente como testigos y contaron que al advertir la ausencia de Pacheco en el asado y ver que había dejado su celular, sus ojotas, bermudas y remera en el sector de parrillas, lo buscaron en la pileta, lo vieron sumergido e inmóvil en el fondo, lo sacaron del agua e intentaron reanimarlo sin éxito.
Luego, cuando arribó al lugar del hecho el personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) junto a los policías de la seccional 47ª constataron que Pacheco ya estaba muerto.
Para la investigación fue determinante la autopsia de los médicos forenses que detectaron en el cuerpo de la víctima lesiones compatibles con una paliza y no con una caída accidental a la pileta.
Según los peritos, la causa de muerte de Pacheco fue una fractura de cráneo y, además, presentaba múltiples escoriaciones, contusiones típicas de un ataque y de defensa, y un par de costillas fracturadas.
Además, el testimonio de una vecina que vivía en un edificio lindero al natatorio complicó la situación de los sospechosos ya que declaró que alrededor de las 3 de esa madrugada escuchó gritos, una pelea y el sonido de algo que caía al agua.
Pacheco era un periodista partidario que dirigía el sitio web "Racing o Nada" y también conducía y producía un programa sobre la actualidad del club en radio AM890.
"Ojalá cuando termine el juicio los vea salir con las esposas puestas", dijo la madre de la víctima y agregó: "este hecho forma parte de la historia de Racing y no existirá Justicia, ni verdad, ni memoria hasta que los responsables sean juzgados como corresponde y muchos pero muchos dejen de callar".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico