Finalmente en el CUP no habrá clases por una semana

Ayer las autoridades del Colegio Universitario Patagónico confirmaron a los padres de los estudiantes que la próxima semana no se dictarán clases. Será por la adhesión total al paro convocado por CONADU Histórica, en el marco de un pedido de aumento del 40%.

Por el momento el Ministerio de Educación de la Nación, a través de la Secretaria de Políticas Universitarias (SPU), ha brindado nulas respuestas al pedido de aumento en paritarias que los docentes universitarios solicitaron.
De esta forma, tal como estaba anunciado, la próxima semana en todo el país habrá un paro total de las actividades por parte de los docentes. El mismo afectará el normal dictado de clases en aquellos casos en que los docentes adhieran.
La medida también repercutirá en los estudiantes del Colegio Universitario Patagónico (CUP) que depende del rectorado. En su caso, suspenderá en forma total sus actividades.
En la semana El Patagónico ya había dado a conocer la situación que atraviesan los estudiantes, quienes desde el inicio del ciclo lectivo hasta hoy, ya perdieron 8 días de clases. Con esta nueva medida de fuerza, la situación se agrava con otros cinco días sin actividades.
Desde el Colegio son conscientes de este panorama que se produce ante un reclamo salarial que tiene que ver con el aumento del costo de vida que se registró en lo que va del año. Por esta razón, en un comunicado que ayer enviaron a los padres a través de los cuadernos de comunicados pidieron articular acciones para mantener la escolaridad.
"Como lo sostenemos siempre, en tiempos difíciles es imprescindible articular acciones entre los adultos, la familia y la escuela. Les reiteramos la necesidad de sostener la escolaridad de sus hijos desde acciones en el hogar, acompañándolos en este tiempo sin aula, aunque con material de estudio y trabajo para realizar desde sus casas", señalaron en el comunicado.

EL RECLAMO
Cabe recordar que la CONADU Histórica, con el acompañamiento de los gremios de docentes universitarios de todo el país, mantiene un reclamo salarial desde principios de año, luego de que se informara que la paritaria comenzaría en junio. Esto fue rechazado rotundamente, teniendo en cuenta la devaluación de estos últimos meses y el "tarifazo eléctrico" que se aplicó a partir de marzo.
Por eso se inició un plan de lucha solicitando un incremento salarial superior al 40%. Primero hubo un paro por 96 horas, desdoblado en dos jornadas de 48 horas que se vieron afectadas por el feriado extendido de Semana Santa, iniciándose el 16 y 17 de marzo y culminando el 29 y 30 del mismo mes.
Luego se ejecutó una suspensión de actividades por 72 horas consecutivas, y hace una semana se realizó otra retención por 24 horas, como antesala del paro que ahora se extenderá de lunes a viernes, luego de que en su última propuesta el Gobierno nacional anunciara solo un 15% de aumento desde junio hasta octubre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico