Fiscal general brasileño vincula a otro ministro de Temer con caso Petrolão

Los mensajes supuestamente muestran a Alves ofreciendo apoyo político a la constructora OAS Engenharia aparentemente a cambio de donaciones de campañas políticas financiadas con el dinero tomado ilegalmente de Petrobras.

El fiscal general de Brasil encontró evidencia que vincula al ministro de Turismo del presidente interino Michel Temer con la trama de corrupción en la petrolera estatal Petróleo Brasileiro SA, informó el lunes el diario Folha de Sao Paulo.
El fiscal general Rodrigo Janot consideró unos mensajes telefónicos interceptados en una petición al Supremo Tribunal Federal de Brasil para que lleve a cabo una investigación formal al ministro de Turismo, Henrique Eduardo Alves, reportó Folha al publicar extractos de los mensajes.
Los mensajes supuestamente muestran a Alves ofreciendo apoyo político a la constructora OAS Engenharia aparentemente a cambio de donaciones de campañas políticas financiadas con el dinero tomado ilegalmente de Petrobras. Alves, del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), postuló para el cargo de gobernador del estado de Rio Grande do Norte en 2014.
OAS Engenharia es una de las varias empresas de ingeniería cuyos ejecutivos han sido condenados por tribunales locales por su participación en el escándalo de corrupción y lavado de dinero en Petrobras.
El ministro de Turismo ha dicho en repetidas ocasiones que todas las donaciones de campaña fueron legales. La oficina del fiscal general no respondió de inmediato a una solicitud para efectuar comentarios.
Alves es el tercer ministro en el gabinete de Temer que es relacionado con el masivo esquema de corrupción en Petrobras desde que su Gobierno provisional asumió el poder a inicios del mes pasado.
En espacio de una semana, Temer sufrió la salida del ministro de Planificación Romero Juca, una figura clave en la aprobación de medidas de austeridad en el Congreso, y del ministro a cargo de la lucha contra la corrupción, Fabiano Silveira, después de la filtración de unas grabaciones que sugieren que habían tratado de frenar la investigación en Petrobras.
El Senado de Brasil aprobó el mes pasado la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff durante un máximo de seis meses para que sea juzgada por una presunta violación de las normas presupuestarias.
La denuncia elevada al Supremo Tribunal Federal y que está en manos del juez de la corte Teori Zavascki provocó una nueva crisis en el gabinete del presidente interino Temer, que debe decidir si Alves continúa o no en el cargo.
"Yo no puedo decir nada, el que toma las decisiones es el presidente Temer. Pero claro que estas situaciones son incómodas", dijo a Radio Gaúcha el jefe de gabinete, Eliseu Padilha, al ser consultado sobre Alves, uno de los hombres fuertes del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB).
De acuerdo a Folha de San Pablo, Alves, quien había sido ministro de Rousseff, volvió al gobierno con Temer y el resto del PMDB, está siendo investigado por una donación de campaña hecha por Leo Pinheiro, detenido presidente de la empresa de ingeniería OAS.
Según la intervención telefónica y de los mensajes SMS y de WhatsApp, aparecen pidiendo favores en dinero, supuestamente para la campaña de Alves a la gobernación del estado de Río Grande do Norte el suspendido y procesado por corrupción presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, también del PMDB de Temer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico