Fiscalía juntó las denuncias de los intentos de rapto de niños para poder investigarlos

Requirieron reunir todas las denuncias que se realizaron desde el 30 de setiembre, en las que distintos niños de entre 11 y 13 años fueron abordados por un hombre con fines presuntamente de rapto.


La fiscal Mónica García confirmó ayer a El Patagónico que mandó a reunir todas las denuncias en las que padres acompañaron el relato de sus hijos, quienes dieron cuenta que un hombre los intentó abordar camino a la escuela. Lo que buscará la fiscal es establecer si hay delito alguno y a la vez identificar al y o los sospechosos.
Es que el misterio crece con el correr de los días porque la policía no logra aún identificar al hombre que ha asustado a niños y mantiene preocupados a padres desde el 30 de setiembre.
Hasta el momento no pudo ser identificado porque no queda registrado por ninguna cámara de seguridad y tampoco la policía logra reunir ningún testimonio firme que lo pueda describir.
Todas las víctimas tienen entre 11 y 13 años y en todas las situaciones han sido abordadas camino a la escuela. Este diario ha registrado siete casos desde el 30 de setiembre hasta el miércoles 2 de noviembre, ocurridos en los barrios Diadema Argentina, San Cayetano, Kilómetro 3 y el sector céntrico de La Loma.
Las descripciones del hombre que aborda a los niños, no siempre son iguales, ya algunos chicos dan cuenta de que tiene barba y otros que no, por lo que la fiscal García ha dispuesto el trabajo en conjunto de su equipo de funcionarios fiscales de la sección "Autores ignorados" del Ministerio Público.
"Primero hay que ver si hay delito o no", sostuvo García. "No sabés si es parte de la psicosis generada o realmente hay un tipo en la ciudad dando vuelta viendo a qué nene va a levantar", sostuvo García ayer ante El Patagónico e invitó a los padres a denunciar para tener mayores elementos para investigar.
La fiscal explicó que el rapto suele tener fines sexuales, pero si no hay privación de la libertad, los comportamientos del sospechoso para la Justicia no configurarían delito, como por ejemplo haberle preguntado la hora a alguno de los niños.
"Puede ser un psicópata que anda asustando chicos, no sabemos cuál es la finalidad, todavía no se entiende la finalidad", se preguntó García ya que en ninguno de los casos el hombre consumó el hecho y logró escapar de la situación.

CASOS GRAVES
Hubo dos casos en los que el sospechoso fue más allá y tuvo contacto físico con los niños. Como el 4 de octubre cuando una niña de 11 años fue levantada a la fuerza por el depravado en la calle O'Donell cuando caminaba hacia el colegio "Hijos del Altísimo" en el San Cayetano.
En esa ocasión según la denuncia, el hombre al que describió con barba, se bajó de una camioneta negra con vidrios polarizados y la sujetó con intenciones de introducirla al vehículo, pero el hermanito de la víctima se colgó de sus ropas, lo que hizo que el depravado desistiera y ante la presencia de dos hombres que caminaban por la calle, escapó.
Y el otro caso grave y que aún no ingresó a la Fiscalía aunque ya se radicó la denuncia, fue el que ocurrió el miércoles 2 de noviembre en San Martín casi Alsina, en donde un hombre de unos 30 años de edad, vestido con pantalón azul, forcejeó con un niño de 11 años que esperaba sentado en la escalera de la vereda de un edificio de La Loma, y lo lastimó en las manos con un anillo.
Según la fiscal, sobre la base de las denuncias que se están analizando, los funcionarios no están seguros de que sea el mismo hombre quien actuó en todos los casos.
Mientras tanto, desde la Brigada de Investigaciones también trabajan buscando indicios que los lleve a dar con el sospechoso. Ayer el segundo jefe, Pablo Lobos informó que hasta el momento no había novedades al respecto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico