Florencia Romero irá a los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro

El deporte chubutense está viviendo un momento inolvidable. Tras las confirmaciones de Eduardo Sepúlveda en ciclismo y Julia Gomes Fantasia en hóckey para los Juegos Olímpicos de agosto, es ahora la atleta esquelense Florencia Romero quien fue ratificada en el equipo que participará en la cita de Río de Janeiro.

Será un año difícil de olvidar para el deporte de la provincia. Es que por primera vez en la historia, tres chubutenses compartirán una edición de los Juegos Olímpicos.
Romero fue incluida dentro del equipo de atletismo paralímpico, que competirá entre el 7 y 18 de setiembre en Brasil, en las disciplinas de lanzamiento de disco y de bala.
Florencia, que lleva un largo tiempo defendiendo los colores celeste y blanco en diferentes competencias internacionales, se formó deportivamente siendo parte de todos los programas de discapacidad dispuestos por Chubut Deportes.
Durante varios años ha formado parte de distintos seleccionados chubutenses en Juegos Evita y Juegos de la Patagonia, no sólo en atletismo, sino también en natación. Pero además, siempre se estuvo presente en diversas propuestas generadas por el Ente Deportivo Provincial, como los Campamentos Educativos de Verano o el programa "Esquí sin barreras", entre otros.
La noticia la dio a conocer la propia atleta a través de su cuenta de Facebook: "Una mezcla de sensaciones! Felicidad, alegría, emoción...Hace un rato me llegó ese mensaje que me cambió todo!!! Eso que todo deportista anhela, voy a formar parte de la Selección Argentina que en setiembre va a representar al país en los Juegos Paralímpicos de Río. El esfuerzo vale la pena!!! Increíble!!", escribió.
Sin dudas que a sus jóvenes 20 años, Florencia Romero ya es una de las referentes del deporte provincial, un orgullo para todos los que trabajaron con ella desde sus inicios y sobre todo, un gran ejemplo para los chicos que comienzan a transitar el camino del deporte, demostrando que con esfuerzo perseverancia, se puede llegar lejos y que nada es imposible.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico