Flores, macetas y pajaritos antes de la Primavera

Sindicalista veloz, pases y facturas, temas que vuelven al primer plano, avales con sorpresas, un concejal que suma millas y una funcionaria que alarga la mudanza.

Bocón en apuros
El SOEM concretó el viernes la asamblea anual destinada a poner en consideración el ejercicio y balance sindical 2015. El horario de convocatoria era a las 15:30, aunque cuando comenzaron a llegar los afiliados el local ya estaba cerrado: la asamblea se realizó antes de lo previsto para dar por aprobada rápidamente la actividad económica del gremio de los municipales, que sigue encabezando David González a pesar de los reclamos de incompatibilidad que plantean algunos agentes dado su rol como diputado provincial.
Lejos de quedar en un mero malestar, la situación determinó que un grupo de afiliados labrara una nota en ese momento, pidiendo no solo la nulidad de la asamblea, sino también la urgente convocatoria a elecciones, agregando además la disconformidad con cualquier documento firmado por González, basados en esa misma incompatibilidad.
Seguramente la comisión directiva del gremio tiene una argumentación válida para el cambio de horario sin aviso, basado en la urgencia de alguna gestión legislativa que requería la presencia del "Bocón" en otro lugar de la provincia durante el fin de semana.


Viaticando
Con esto de que dos de los concejales de Cambiemos no pueden repetir banca y deben fijar destino para después de 2019 "uno que no sea trabajar por cuenta propia-, tanto José Gaspar como Pablo Martínez ponen el esfuerzo hoy fuera del recinto en construcciones políticas. Mientras el primero apuesta dentro del radicalismo, y se lo vio de hecho acompañando a Eduardo Conde en una gira provincial, el contador en cambio está más atraído por los globos amarillos.
En esa sintonía, Martínez acumula en lo que va del año más viajes a la Capital Federal que visitas a los barrios comodorenses, y el detalle no menor es que cada uno de esos vuelos y hospedajes porteños fueron pagados con fondos públicos en función de los viáticos que en cada previa se ocupó de gestionar, y por lo que lleva acumulados más gastos que el resto de los concejales juntos.
El tema es que hasta ahora el único resultado de esas reuniones en Buenos Aires ha sido el compromiso de Hernán Lombardi, titular del Sistema Integral de Medios y Contenidos Públicos de Macri, para traer la feria Tecnópolis a la ciudad, además de un abultado álbum fotográfico personal con ministros y secretarios y nada que pueda ser de utilidad para los comodorenses.
Cruzamos los dedos entonces, ya que en una de esas se le da a Martínez y nos consigue la circunvalación, el puerto y el Estadio del Centenario, o al menos acumula millaje suficiente para afrontar solo el resto de sus viajecitos.


Alter ego minero
La minería vuelve a estar en agenda, impuesta esta vez desde Nación. El mismo día que Mario Das Neves anunciaba un llamado de Mauricio Macri para invitarlo a una reunión en Buenos Aires sin revelar agenda, desde Presidencia se informaba que había interés en reflotar el cuestionado proyecto Navidad en Chubut.
El caso es que mientras el gobernador sostiene su postura antiminera y que se respetará la decisión popular, su ministro coordinador, Víctor Cisterna, no se cansó de dar entrevistas hablando de la factibilidad de la actividad en la provincia, que "requiere una nueva matriz productiva", elegante forma de decir que hacen falta recursos monetarios.
El caso es que no es la primera vez que Cisterna se corta solo, como cuando buscó protagonismo al organizar un acto político en el valle provincial que con la excusa de apoyar al gobernador, que se recuperaba en Buenos Aires de su última intervención. No se sabe si ahora se expresó como un chubutense más de los que tomarán la decisión popular de permitir la minería "o no-, o si se trata de un "alter ego" del Gobierno, el cual se declara formalmente antiminero pero también acoge a muchos funcionarios que no ven la hora de que las mineras comiencen a trabajar en la provincia.


La blanca, negra
Las impugnaciones cruzadas dentro de las listas del PJ fueron el clásico de la semana que pasó. Mientras trascendieron solo los detalles "gruesos", como las cuestiones de distrito único que no aplicó la "Celeste y Blanca" o la falsificación de firmas de la que se acusó a la "Azul", hay malestar en el Consejo Localidad comodorense, y con razón.
Los problemas se habían generado en la previa, con el armado de la lista Blanca que encabeza Ana Llanos y que en vísperas de un acuerdo que no estaba cerrado del todo, debía asegurarse la cantidad de avales que le permitiera de todos modos presentarse en solitario por la sede comodorense.
Mientras los avales necesarios en ese caso van en proporción directa con la cantidad de afiliados del partido en la ciudad, parece que la militancia de ese sector apeló a dar por supuesto quién los acompañaría y ponerlo en la grilla de modo inconsulto.
En ese contexto recayeron en un error lamentable, como fue incluir en la lista de avales a Marta Casanova, una recordada militante que además de trabajar en el Concejo Deliberante fue referente del barrio Las Flores y falleció en 2015, siendo integrante del Tribunal Electoral Municipal (TEM).


Le sobran 2 millones
El ex gobernador Martín Buzzi revolvió el avispero con sus declaraciones al portal de un diario de Buenos Aires, en especial cuando hizo mención al préstamo de Alpesca y a su devolución. Pero tampoco se guardó nada al referirse a la política nacional. Cuando se le pidió un análisis de los 9 meses de gobierno neoliberal, dijo: "veo una situación compleja y así como escuché que a este proyecto le sobraban 20 millones de personas, desde la Patagonia podemos decir que le sobran 2 millones de kilómetros cuadrados; uno del sur y otro del norte, por más 'Plan Belgrano' que mencionen. Macri solo gobierna para el millón de kilómetros cuadrados de la Pampa Húmeda".


Acá estoy
Con esto del llamado a concurso para cubrir el Ministerio de Turismo y que es el único referente de Comodoro inscripto -el otro de zona sur es Martin Sabino, por Rada Tilly-, Martín Caro busca desesperadamente instalarse de nuevo en un tablero para lo que en la previa de 2015 ya demostró que cualquier casillero le da igual, con tal de estar.
De este modo el viernes, cuando con la visita del gobernador después de varias semanas en Comodoro el lobby del Lucania bullía de periodistas, movileros y afines, Caro fue uno de los primeros en ubicarse en una mesa estratégica, de esas que fácilmente se ven desde el ingreso, apelando a la sonrisa permanente al que sea que pasara cerca.
La táctica no le valió de mucho porque no se llevó ni una sola nota, aunque no pierde la esperanza: con esto de que la primavera está cerca, puede desempolvar su saco de lino blanco y aggiornarlo a la temporada 2016 para colgarle un cartelito dorado con la leyenda "aspirante a todo". ¡Vamos Martin! ¡Esa no puede fallar!


Agujero negro
En tiempos de la tan mentada austeridad, una que está en la cuerda floja es Ana Custodio, delegada local del Ministerio de Gobierno. Esa dependencia funciona junto a otras áreas en un edificio de calle Dorrego casi Alem, a cambio de un oneroso contrato de alquiler, del que debía prescindir a principios de año cuando arrendó otra oficina.
La nueva ubicación es también en la calle Dorrego, aunque casi Belgrano, en el mismo edificio donde funciona Rentas. El contrato de locación rige desde hace varios meses, con un precio mensual cercano a los $50.000, aunque la delegada no hace ocupación efectiva porque requiere la adaptación del lugar con sus tabiques divisores y mobiliario adecuado.
Nadie sabe bien qué espera Custodio para terminar las gestiones, dado que los dos alquileres siguen vigentes desde marzo y por si algún decorador de interiores está leyendo, se apela a su solidaridad para que le dé una mano a la funcionaria. El erario público se lo agradecerá.

Una buena
El viernes, durante la visita de Das Neves a Comodoro, quedó en evidencia que a 9 meses de gestión en la ciudad nadie conoce los rostros del gabinete. Y no hablamos de los de segunda línea, sino de los clave también.
El hecho se dio cuando todos los funcionarios se acomodaron en la mesa central para la firma de dos convenios por obras y en la punta izquierda se acomodó un desconocido de cabello entrecano. Con todos los periodistas preguntándose de quién se trataba, una cronista se acercó a Mariano Arcioni para que la informara y así todos pudieron saber que se trataba de Osvaldo Mairal, titular de Vialidad Provincial.
En contraposición a este grupo de funcionarios que solo se expresa a través de gacetillas, la diferencia ese día la hizo el secretario de Información Pública, Francisco Salto. Aprovechando las dos horas largas de espera en torno a la "cumbre" petrolera, "Pancho" se ocupó de tener contacto personal con todos y cada uno de los movileros presentes, identificándolos con nombre propio, y no solo por el medio en el que trabajan.


Permiso para preguntar
El martes, el gobernador encabezó una firma de convenios entre el IAS y el Ministerio de Familia, tras lo cual brindó una improvisada conferencia de prensa en la que habló de esa firma y anunció la reunión que mantendría con Macri al día siguiente.
Como terminaba ya de decir lo suyo y prácticamente se veía pasar rodando un manojo de pajas, cual western del siglo pasado, el gobernador dio la venia a los mudos periodistas para decir: "¿nadie va a preguntar sobre Fernando Peralta?", en referencia al ex titular del área de Derechos Humanos involucrado en una causa judicial. "Si tienen ganas de preguntar, pregunten porque si no se aclara entran a correr cosas" dijo, para responderse él mismo comparando la decisión del funcionario de presentar la renuncia con la de otros "que siguen aferrados a cargos y fueros y no se presentan ante la justicia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico