Fondos buitre: fuerte debate en el Congreso luego de que el oficialismo lograra quórum

El oficialismo se garantizó el piso necesario para habilitar la sesión tras la decisión del bloque justicialista, que levantó su pedido de suspender la deliberación luego de la reunión que mantuvo el secretario de Hacienda, Luis Caputo, con los jefes de las bancadas parlamentarias.

El oficialismo en la Cámara de Diputados consiguió el quórum necesario para abrir la sesión especial y se debate el proyecto de ley que deroga las leyes Cerrojo y de Pago Soberano además de permitir un endeudamiento al Ejecutivo por 12 mil millones de dólares para cerrar el acuerdo con los fondos buitre.
El oficialismo se garantizó el piso necesario para habilitar la sesión tras la decisión del bloque justicialista, que levantó su pedido de suspender la deliberación luego de la reunión que mantuvo el secretario de Hacienda, Luis Caputo, con los jefes de las bancadas parlamentarias.
El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Luciano Laspina, fue uno de los primeros en exponer: "Se trata de poner fin a una saga que llevó a nuestro país a una situación que por lamentable no deja de ser insólita. Argentina consumió unos 55 mil millones de dólares de sus reservas en pagos a acreedores externos de 2005 en adelante, incluyendo al FMI, e incluye casi la totalidad de su deuda en default y ha imposibilitado a los argentinos hacer las obras que se necesitan".
"No es cuestión de buscar culpables en el pasado sino encontrar soluciones al presente", agregó el santafesino y aseguró "el presidente (Mauricio) Macri vino a traer soluciones para todos los argentinos".
Laspina aseguró luego que la negociación del Gobierno fue "tremendamente exitosa" porque de los 18.000 millones de dólares de deuda original se acordó pagar menos de 12 mil millones de dólares. Se trata, dijo, de una "quita esperada del 38 por ciento o a una quita de los intereses acumulados equivalente al 56 por ciento".
"Tenemos que avanzar para sacarnos de encima a esta lacra del sistema financiero global que ha puesto a la Argentina de rodillas", remarcó.
El diputado nacional Fernando Sánchez ratificó su apoyo al proyecto al señalar. "Esta solución nos va a ayudar a solucionar otros problemas en la Argentina; no los va a traer, nos va a ayudar".
Además, afirmó: "lo que hay que pagar es lo justo; eso es lo que estamos haciendo" y agregó: "este proyecto protege a los bienes argentinos mucho más estrictamente que lo que hacían todos los canjes de deuda y todas las reestructuraciones anteriores".

"CONGRESO DE ENTREGA"
El diputado de izquierda, Néstor Pitrola, habló en su discurso de un "Congreso de entrega nacional que tiene como contrapartida un enorme ajuste contra los trabajadores".
El legislador del Partido Obrero sostuvo que "al ministro de Economía lo puso la Banca Morgan", y con relación a las tasas que conseguirá el país a partir de un arreglo con los holdouts, señaló que "aún a tasa considerando baja del 7%, a un plazo de 10 años, los bonos que se emitan van a costar el doble, 30 mil millones".
"La Banca Morgan ha sido también el eje del crédito para capitalización del Banco Central", denunció.
El diputado nacional y referente económico del Frente Renovador, Marco Lavagna, advirtió: "estamos negociando en una situación de desventaja y de apuro".
Lavagna señaló en el recinto que la iniciativa del Poder Ejecutivo "no es un proyecto del que tengamos que estar orgullosos" dado que "marca una derrota que ha tenido la Argentina" sobre "un tema que debió haber cerrado hace mucho tiempo".
En este contexto, el economista marcó una disyuntiva: "Si no hacemos nada, tenemos riesgos legales muy grandes, pero hacer algo también implica tener que enfrentar los riesgos de futuros embates".
"Estamos negociando en una situación de desventaja, de apuro, donde estos riesgos legales nos dejan debilitados. Siempre que uno negocia a las apuradas, los resultados son menos beneficiosos", avisó Lavagna, hijo del ex ministro de Economía.

PARA BOSSIO FUE
UNA DERROTA
El diputado del bloque Justicialista, Diego Bossio, afirmó que "negociar con los buitres es hacerlo con la peor lacra del sistema financiero". En ese sentido afirmó: "Yo no puedo compartir que esta haya sido una buena negociación y no puedo hablar de éxito".
"Hemos sido derrotados. Hemos perdido con la peor lacra del sistema financiero internacional", sostuvo y afirmó que "no se trata de apostar al fracaso de un gobierno para que fracasen todos".
En ese sentido, sostuvo que está convencido de que la Argentina tiene que dar un paso adelante y además de pedir "límites al endeudamiento", expresó que es importante que se derogue la ley cerrojo y la ley de pago soberano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico