Fondos para una vecinal de Comodoro terminan en cooperativa de Trelew

Liliana Padilla, presidenta de la Asociación Vecinal del San Isidro Labrador, explicó que la compra de su automóvil la realizó con su dinero y no con los fondos de la representación barrial. Invitó a todos los vecinos a acercarse a la sede para verificar el uso que se le dio a los fondos.

La presidenta del barrio San Isidro Labrador, Liliana Padilla, desmintió que la compra de su nuevo automóvil se haya realizado con fondos de la Asociación Vecinal. Afirmó que la adquisición se realizó "poniendo peso por peso de mi bolsillo". La respuesta de Padilla se produjo luego de que un vecino denunciara públicamente que "la presidenta del barrio se gastó la plata de la vecinal en un auto 0 Km".
La referente barrial entiende que las calumnias por parte de esta persona se producen para que se adelanten las elecciones de la entidad. Además, manifestó que el año pasado se firmó un contrato con el anterior Gobierno provincial por una suma de 1.000.000 de pesos que se destinarían a la ampliación del edificio de la asociación vecinal, pero que solo se remitió una cuota de 250.000 pesos que terminó destinada hacia la cooperativa "17 de Agosto" de Trelew.
Responsabilizó de ello al gobierno de Martín Buzzi. "Se giró una transferencia por esta plata y nosotros nunca la vimos. Era un programa para darle trabajo a la gente, pero a la gente de esta ciudad. Nos estafaron y lo único que vimos de la plata fueron unos caños e hicieron unos pozos ahí afuera porque supuestamente comenzaban los trabajos, pero nunca empezó nada. Ahora vamos a denunciar a la cooperativa por estafa", agregó.
La dirigente sostuvo que la Vecinal nunca recibió algún tipo de subsidio de ninguna característica porque "acostumbrarse a recibir hace mal" y que todo lo que han logrado obtener es el pago de la luz y el gas y la donación, dos veces al año, de artículos de limpieza.
"Esta Vecinal alquila el salón y con esa plata se han hecho refacciones en los baños; comprado tanques de agua, sillas, termotanque y puertas. Todo esto lo hicimos con el alquiler del salón que solo cuesta 4.000 pesos", argumentó Padilla.
Además, indicó que no se paga cuota societaria por lo que la comisión directiva tampoco "se está gastando la plata de los vecinos. Yo les quiero aclarar que esta comisión está trabajando para que día a día mejoren sus instalaciones".
En consecuencia, invitó a los vecinos de la zona a que asistan al recinto para solicitar la documentación correspondiente para que ellos mismos puedan verificar los balances de cada año de gestión de la actual comisión directiva.
"La Vecinal está abierta a todo el público todos los días del año, pero el problema es que nadie viene y se preocupa. Siempre somos las mismas personas, pero el que quiere puede acercarse y sacarse las dudas que tenga al respecto. Nadie se va a enojar ni a ponerle mala cara. Al contrario; estamos a su disposición", subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico