Fracasó la reunión entre Triaca y las CTA: "vamos al paro general"

Yasqui dijo que el "resultado" de la reunión fue similar al que tuvo la CGT unificada. "Es igual al nuestro: cero", consideró, y advirtió que "el paro nacional de todas las centrales va a ser histórico y va a marcar la línea histórica de la resistencia social al ajuste del Gobierno".

Los líderes de las CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, se retiraron disconformes de la reunión con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y ratificaron el inminente anuncio de un paro general.
"Nos vamos con las manos vacías, solamente con algunas revisiones en la Comisión de Empleo. La agenda social que planteamos ha sido negada", dijo, Yasky. "Veníamos a una reunión con expectativas para resolver temas acuciantes, como los despidos, pedimos un acta con el compromiso, otro es reapertura de paritarias, y un aumento de emergencia para jubilados", afirmó el sindicalsita docente.
"Estoy convencido que lo que sigue es continuar con la lucha y el paro nacional, que seguramente se va a resolver en los próximos días y no es un tema menor para nosotros, porque puede ser un gran momento para el que todas las centrales unificadamente estemos diciéndole al Gobierno que hay que discutir la agenda social", anticipó el sindicalista.
Al ser consultado si creía que el Gobierno podría modificar el rumbo con un paro nacional, Yasky destacó que "el acto del 29 de abril, la Marcha Federal, que fue conmovedora, y el paro nacional, son todas acciones que más temprano que tarde van a producir el resultado que nosotros esperamos, lo otro sería aceptar resignadamente que nos sigan pisoteando con las políticas de ajuste y eso no va a pasar".
"Creo que el Gobierno no está a la altura de la oleada de despidos que generó. Nosotros le planteamos la contradicción que significaba haber vetado la ley antidespidos, porque los despidos siguen y la caída de los salarios es pronunciada y se niegan a reabrir las paritarias", afirmó Yasky.
En ese sentido explicó que "le dijimos que esa negativa va a generar conflictos y conflictos porque vamos a seguir reclamando la reapertura de las paritarias, lo otro sería aceptar que nosotros tenemos que pagar con nuestros salarios los platos rotos del plan de ajuste y por último el aumento de emergencia a los jubilados".
Asimismo y al hacer referencia al impuesto a las Ganancias, Yasky sostuvo que "ni siquiera obtuvimos una respuesta positiva en relación a no descontar ganancias al medio aguinaldo de fin de año, cosa que pensamos que era lo mínimo de lo mínimo".El gremialista dijo que el "resultado" de la reunión fue similar al que tuvo la CGT unificada. "Es igual al nuestro: cero", consideró, y advirtió que "el paro nacional de todas las centrales va a ser histórico y va a marcar la línea histórica de la resistencia social al ajuste del Gobierno".

"CORDIALES PERO SIN RESPUESTAS"

A su turno, Micheli destacó el recibimiento de las CTA, pero coincidió que el resultado no fue el esperado. "Ante el trato cordial, se puede reconocer la amabilidad de los funcionarios, pero hay que parar los despidos", sostuvo el estatal.
"(Andrés) Ibarra no confirmó ni desmintió el plan de Modernización para revisar 114.000 contratos y le dijo al secretario general de ATE (Hugo Godoy) que siguen con los mismos lineamientos desde marzo pasado, pero siguieron echando gente después, así que todo nos índice que va a haber despidos", alertó y se acopló a la postura de Yasky.
Al igual que en la audiencia con la CGT, este viernes el Gobierno reafirmó su postura de no reabrir paritarias, se negó a modiciar el Impuesto a las Ganancias en lo que queda de 2016 y ratificó su plan de evaluación del personal del Estado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico