Francia liberó a siete de los ocho detenidos en Saint Denis

La policía francesa liberó a siete de las ocho personas arrestadas el jueves último en Saint Denis durante el operativo policial en el que fue abatido el presunto cerebro de los atentados del 13-N en París, donde 130 personas murieron y 369 resultaron heridas, informaron ayer medios franceses.
Las autoridades francesas no dieron detalles sobre la decisión de liberar a parte los detenidos y se limitaron a precisar que el único que permanece a disposición de las autoridades es Jawad Bendaoud.
Bendaoud, al que los investigadores continuaban interrogando en las últimas horas, es quien prestó su departamento a los yihadistas y que el último miércoles, día del asalto de las fuerzas de seguridad, aseguró a los medios que no conocía a quienes se alojaron y dijo que solamente le había hecho un favor a un amigo.
El asalto a su casa, del que afirmó haberse enterado por los medios, comenzó a las 3.20 (23.20 del martes en Argentina) y se enmarcó en una operación dirigida contra el belga Abdelhamid Abaaoud, considerado el cerebro de los atentados de París, informó la agencia de noticias EFE.
En la operación de Saint Denis, en la periferia norte de París, murió Abaaoud, una supuesta pariente suya, Hasna Aitboulahcen, y una tercera persona que todavía no ha sido identificada ni se conoce su género.
Mientras tanto en Bélgica, uno de los detenidos en relación a los ataques, declaró ayer que Salah Abdeslam -considerado el octavo atacante de París y que permanece prófugo- estaba dispuesto a inmolarse, informó la cadena francófona RTBF.
Se trata de Hamza Attou, de 21 años, que junto con Mohamed Amri, de 27, condujo a Abdeslam hasta Bruselas tras los ataques, y desde el lunes ambos están encarcelados en la prisión de alta seguridad en Brujas.
Attou, no había hablado hasta ahora sobre el viaje que los tres realizaron e incluso había negado estar al tanto de la implicación de Abdeslam en los atentados.
Sin embargo, ayer su abogada, Carine Couquelet, confirmó que su cliente ha hecho nuevas declaraciones y que ha explicado en particular que, durante el trayecto a Bruselas, Abdeslam se mostró "amenazante" y se mostró dispuesto a inmolarse.
Bélgica quedó en el medio de las preocupaciones europeas luego de que las autoridades francesas dijeran que en ese país limítrofe se planearon en parte de los ataques del viernes 13 en París.
El fiscal general de Francia, Francois Molins, dijo que se comprobó que en Bélgica se alquilaron dos de los tres autos usados por los tres comandos que cometieron los atentados en la capital francesa, que fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI).
En tanto, la Fiscalía general de Bélgica informó ayer que la policía halló armas -aunque no explosivos- en el domicilio de la tercera persona acusada en ese país de estar implicada en los atentados en Francia.
La Fiscalía sospecha que el individuo detenido el jueves e identificado como A. Lazez proporcionó apoyo logístico en Bruselas a Abdeslam, sobre quien pesa una orden de captura internacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico